Apuesto, reservado, inteligente, serio y muy profesional, hombre en sus cuarentas. Un abogado especialista en derecho penal, entregado a su trabajo. Es el mejor amigo de Ricardo Bustamante y siempre está para darle un buen consejo. Leonardo es un hombre muy correcto, ético y responsable, es por eso que tiene mucha credibilidad, tanto en el bufete, como en los juzgados de la Ciudad de México.

Leonardo no es capaz de hacer algo deshonesto ni inmoral, ni defender la inocencia de una persona sino la creyera, cosa que hasta los jueces y secretarios de acuerdos saben. Sigue soltero, pues ha dedicado su vida entera a buscar antes que nada la justicia.