Bere, una chavita que a pesar de haber sufrido la muerte de sus padres y de haber crecido en la miseria, es alegre, dicharachera, positiva y muy neta. Siempre se las ingenia para salir ade- lante y aunque no tiene estudios, aprende rápido y es muy trabajadora.
Como mecanismo de autodefensa ante las amenazas de la calle y un ambiente pesado en el que predominan los hombres machistas, Bere, ha escondido su feminidad, detrás de una apariencia sucia y descuidada.
Bere se dedica a vender celulares robados pues es la única manera que conoce para poder hacerse cargo de su pequeña hermanita María José. Su más grande anhelo, es que María José estudie para que en un futuro, no tenga que dedicarse a lo mismo que ella