Doña Cata, es dueña de varios locales en la plaza cibernética. Desde hace muchos años, se hace cargo de su sobrino Pila, por una promesa que le hizo a su hermana en su lecho de muerte y de Manu, a quien sacó de situación de calle, desde el día que recibió la noticia de que su hermana Estefani, había muerto.
Doña Cata, es una mujer trabajadora, de carácter fuerte, pero de gran corazón que ha jugado el papel de madre y de mentor de Manu. Tiene un gran instinto maternal y defiende a los suyos con uñas y dientes. Doña Cata es respetada por los locatarios de la plaza y la ven como una líder moral.