Tener relaciones sexuales es una decisión que deberías tomar de manera personal, libre, sin presiones y estando completamente convencida.

Shutterstock

5 argumentos que puedes usar cuando tus amigos te presionen para que inicies tu vida sexual

facebook

twitter

whatsapp

Email

Tener relaciones sexuales es una decisión que deberías tomar de manera personal, libre, sin presiones y estando completamente convencida

La adolescencia es una etapa de exploración. Dejar atrás la niñez para emprender el camino a la adultez implica, necesariamente, atravesar por una serie de procesos evolutivos a nivel físico y mental que terminan por separar la nueva personalidad de la que tenías en la infancia.

El despertar sexual, por ejemplo, ocurre entre los 11 y los 15 años de edad, de acuerdo con el ginecólogo y sexólogo David Ocampo. Por lo tanto, es razonable que este tema comience a rondar la mente de los jóvenes y, poco a poco, surgir en tus pláticas. Sin embargo, esta es una decisión personal que no debería ser influenciada ni presionada por nadie, no importa si son tus mejores amigos, tus primas o tus vecinas.

Es por eso que a continuación te presentamos cinco poderosos argumentos que les puedes dar a tus amigos cada que te presionen para que inicies tu vida sexual:

1. "Yo y solo yo puedo elegir cómo, dónde, cuándo y con quién quiero explorar mi sexualidad"

El primer derecho de la 'Cartilla de derechos sexuales de adolescentes y jóvenes': "Tenemos derecho a decidir de forma libre, autónoma e informada sobre nuestro cuerpo y nuestra sexualidad", estipula:

“La libertad y la autonomía son derechos esenciales reconocidos constitucionalmente como fundamentales (...) Estos derechos son sustantivos para el ejercicio de una sexualidad libre, autónoma e informada, sin injerencias arbitrarias por parte de terceros".

Por lo tanto, además de ser una decisión que puedes tomar con plena libertad, estás respaldada por la Comisión de Derechos Humanos.

2. "No existe edad determinada para comenzar mi vida sexual, no estoy ni atrasada ni adelantada"

El ginecólogo y sexólogo David Ocampo explica que que no existe ni un mínimo ni un máximo de edad para explorar tu sexualidad.

Sin embargo, aclara que entre más pequeño más riesgo, pues es innegable que se tiene más inexperiencia, así que hay más probabilidades de contraer una ITS o de llegar a un embarazo adolescente.

"Yo te podría decir que a los 18 ya habrá quien sienta que está listo, pero también existe aquel que tiene 25 años y no se siente preparado".

3. "Soy única y no tengo que hacer las cosas que los demás están haciendo solo porque sí"

“Hay mucha presión entre los adolescentes, eso sí no te lo voy a negar, porque ya quieren tener relaciones sexuales y no ser los últimos”, dice Ocampo. Sin embargo, agrega que opuesto a lo que se piensa, la sexualidad no te va a hacer ni mejor ni peor persona: "Si tienes o no tienes relaciones sexuales, no cambia quien realmente eres".

El experto reflexiona sobre lo común que es que los adolescentes piensen que no encajan o forman parte de su grupo social si aún no han tenido relaciones sexuales. No obstante, aclara que esto no es motivo para comenzar a tenerlas.

4. "Hay muchas otras cosas que me importa hacer antes que tener relaciones"

"La sexualidad es algo natural que forma parte de nuestra vida cotidiana", explica Ocampo. "Tiene que ser algo majestuoso", "tiene que ser algo romántico", "debe ser la experiencia inolvidable de mi vida", son pensamientos que Ocampo considera que son inadecuados: "El sexo no es nada del otro del mundo y mira que yo que me dedico a eso, precisamente".

Ocampo explica que los adolescentes deben de tomar la decisión de explorar su sexualidad por sí mismos. Sin embargo, tienen que saber que es normal no tener idea de qué hacer, ya que probablemente obtuvieron información de pornografía, sus amigos o historias urbanas; se hacen una expectativa y cuando sucede, pasa algo totalmente distinto.

5. "Yo me merezco respeto y cariño, así que quiero esperar a la persona adecuada, en la que confíe plenamente"

"Yo creo que la primera relación sexual tanto para hombres como para mujeres tiene que ser con una persona que nos respete, que esté a favor de cuidarse y de cuidarnos, aspecto que quizá sea el más importante. Desde luego que las emociones juegan un papel importante, pero también sabemos que de pronto son las hormonas las que nos impulsan a tener acercamientos sexuales, lo cual es absolutamente frecuente", explica la maestra en sexología clínica, María Almela .

De modo que es válido esperar a la persona adecuada para compartir tu primer acercamiento con la sexualidad, pues las relaciones sexuales no deben tomarse a la ligera, ya que tanto nuestro bienestar físico como mental podría verse perjudicado.

Así que ahora ya lo sabes, si alguien te presiona o te cuestiona sobre tu vida sexual, puedes recitarle estos poderosos argumentos. Y pase lo que pase, recuerda que SOLO TÚ puedes decidir sobre tu vida.