Joaquín Ferreira y Alosian Vivancos: 'En 'Club de Cuervos' nos hicimos familia'

facebook

twitter

whatsapp

Email

Más que el éxito de ‘Club de Cuervos’ y el impulso que significó para sus carreras, los galanes Joaquín Ferreira y Alosian Vivancos agradecen a la serie por las amistades que construyeron a lo largo de cuatro temporadas.

Club de Cuervos marcó un antes y un después en la trayectoria del actor argentino Joaquín Ferreira y del español Alosian Vivancos pues, al ser “fichados” como parte de los Cuervos de Nuevo Toledo en la serie de Netflix , cuya última temporada se estrena el 21 de enero, se encontraron lejos de sus casas y se hicieron grandes amigos.

“Así nos hicimos familia. Yo me llevé muchas amistades, la mejor es la que tengo aquí (Joaquín Ferreira), siempre nos ponen juntos (en las entrevistas) lo que me agrada mucho y nos hemos encontrado por todo el mundo”, contó Alosian Vivancos en entrevista.

Los actores han descubierto que comparten un espíritu aventurero y que, además de encontrarse en distintos lugares del mundo al viajar por separado, han hecho maletas juntos para lanzarse a destinos como Cuba y Madrid.

El apoyo incondicional de los amigos surgidos en Club de Cuervos fue a lo largo de cuatro años un factor invaluable para Joaquín Ferreira.

“Un grupo de amigos de cinco o seis personas que somos íntimos amigos y por lo menos para mí, y para Alosian también, que no vivimos aquí o que vivimos ahorita y no tenemos a nuestra familia cerca, hacen un grupo de amistades, de familia, de gente que uno quiere tanto que se agradece muchísimo, más que el éxito, que la chamba, más que todo”, aseguró el intérprete de “El Potro”.

Y así como la producción de Club de Cuervos unió a talentos de distintas latitudes del país, e incluso del mundo, de acuerdo con los actores, las edades de los compañeros jamás fueron un obstáculo para establecer fuertes lazos de amistad, sobre todo cuando salían a grabar en locaciones fuera de la Ciudad de México.

En este sentido, las noches que compartieron en Pachuca, Hidalgo, se quedaron en la memoria de Joaquín Ferreira por la buena química que surgió con sus compañeros.

“Pachuca es una ciudad, para el que no conoce, que es muy fría y había mucho aire, todo estaba cerrado a las 8:00 de la noche, entonces no quedaba más que comprar cervezas al mediodía y tenerlas guardadas para la noche.

“Cuando llegábamos (al hotel), nos quedábamos en una habitación platicando, riéndonos y estaba Juan Pablo de Santiago, que tenía 23 años, y estaba Antonio de la Vega, que tenía 42, y se armó un grupo de gente hermosa, muy distinta, y nos hicimos tremendamente amigos. Eso fue hermoso”, recordó el actor.

La cuarta y última temporada de Club de Cuervos se estrenará el 21 de enero en Netflix , donde están disponibles las temporadas anteriores de la historia y los spin-offs Yo, Potro y La balada de Hugo Sánchez .