Aspectos tras bambalinas de los Premios Óscar

AP

La magia detrás del Óscar: ¿qué pasa en la ceremonia tras bambalinas?

facebook

twitter

whatsapp

Email

No todo es glamour y show, para que todo salga perfecto durante la gala más importante del cine hay que cuidar cada detalle ‘que nadie ve’

En la noche más importante de la industria hollywoodense las estrellas brillan como nunca, los discursos provocan aplausos y los agradecimientos conmueven, el outfit de diseñador luce impecable, los números musicales deslumbran, la pose es perfecta…¡todo está calculado! Pero existen ciertos aspectos de la organización del evento que ni te imaginas.

Te presentamos momentos que no verás a cuadro, pero que también suceden en el Teatro Dolby de los Ángeles cada año.

Alfombra roja ‘por categorías’

La alfombra roja es de dos carriles: en uno desfilan las personalidades famosas, protagonistas y de reparto, directores y productores y en el otro…cualquier mortal. A esta gala está invitada toda la industria, pero sólo las celebridades desfilan por el lado más cercano a la línea de prensa y a la valla que los separa de fans y mirones.

A menudo los famosos se encuentran entre ellos y aprovechan para improvisar una ‘espontánea’ frente a la lente de los fotógrafos. Imágenes que le dan la vuelta al mundo casi al momento. Los ‘no famosos’ caminan del lado de las gradas donde hay más fans, pero la interacción es nula, pues además los guardias de seguridad se encargan de acelerar su paso para así evitar un ‘congestionamiento de estrellas’.

Chistoretes en tiempo real

La ceremonia es televisada en vivo y la señal llega a 33 millones de televidentes a nivel mundial, por lo que hay que mantener a la audiencia todo el tiempo interesada y expectante y el guión debe ser fresco. Así que las bromas van surgiendo conforme avanza la noche…y también los errores y ‘bloopers’, que se solucionan al momento gracias al talento de un equipo de guionistas que están atentos a la acción segundo a segundo.

Las ‘metidas de pata’ están a la orden, como el año pasado, cuando Warren Beatty y Faye Dunaway anunciaron a ‘La La Land’ como ganadora a ‘Mejor Película’ para después retractarse y premiar a ‘Moonlight’; el equipo creativo reaccionó para crear ocurrencias al momento, solucionando esta pifia con Jimmy Kimmel reprochándole ‘espontáneamente’ a Beatty: ‘¡Qué hiciste!’. Los anfitriones deben estar atentos a los monitores y ‘salvapantallas’ que les dictarán cómo resolver cualquier eventualidad a cuadro.

via GIPHY

‘Yo te cubro, ve a hacer pis’

Durante la transmisión las cámaras realizan tomas abiertas para destacar un auditorio lleno, por lo que no debe haber un asiento vacío. Cuando un actor se levanta al baño, a contestar una llamada o al bar, ya hay un reemplazo listo para ocupar su asiento. Estos ‘extras’ llegan desde varias horas antes y visten riguroso smoking o vestido de gala. Generalmente se trata de familiares y amigos de los miembros de la Academia y de la firma encargada del conteo de votos. En pantalla aparece siempre un auditorio lleno y las tomas panorámicas dan mucha vista a la transmisión, pero casi nadie sabe que los de hasta atrás son simple ‘relleno’.

via GIPHY

Que no ruja la tripa

Bien dicen que los nervios ‘dan hambre’ y aunque hay que mantenerse serenos, un traspié alimenticio podría arruinar los ceñidos vestidos de noche. Pasar la espera y la emoción con el estómago vacío no es una buena opción y gracias al Óscar los invitados pueden comer durante el coctel previo a la ceremonia, éste incluye bandejas de entremeses y bebidas para todos los gustos.

Las estrellas deben estar bien alimentadas y si en este ‘pre’ no comen nada, tendrán que esperar al menos 3 horas más a una cena posterior a la gala conocida como el Baile de los Gobernadores. La invitación es exclusiva y no todos pueden asistir, así que no es raro ver lujosas limusionas en el ‘auto-drive-in’ de restaurantes de comida rápida aledaños al Teatro Dolby de Los Angeles para pedir algo y huir antes de que los fans se emocionen ‘de más’.

¿Quién da más?

En cuanto se van dando a conocer los resultados de cada categoría, los ganadores son conducidos a una sala de prensa tras bambalinas, donde decenas de reporteros y fotógrafos representando medios de todo el mundo los esperan con tarjetas numeradas, ya que las preguntas son seleccionadas por un presentador y la sesión debe ser breve.

Los ganadores, a veces con una copa en mano celebrando su triunfo, contestan felices las preguntas de la prensa, que casi siempre son sus reacciones como ganadores. Algunos famosos han declarado que en esta sesión suelen sentirse como en una subasta, pues la espera por turnos es casi una batalla. Mientras transcurre esta sesión de preguntas, la ceremonia es proyectada a un lado, por lo que si un ganador pide silencio para escuchar el resultado o ver el discurso de un amigo, toda la sala hace una pausa.

via GIPHY

Sigue la conversaciónde la noche de gala de la Academia con #LaFormaDelÓscar y apoya a tus nominados favoritos