Álex Perea e Isabel Burr de Si Nos Dejan se dan tremendos besos en la vida real; paralizan Internet

El actor también le dedicó un romántico mensaje a su novia en Instagram
Por: Valeria Contreras N.
LITE
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Si Nos Dejan no solo impacta por ser una de las telenovelas más exitosas de la televisión mexicana, también porque durante sus grabaciones nació el amor entre Álex Perea e Isabel Burr, quienes dan vida a los personajes de ‘El Cholo’ y ‘Yuri’ respectivamente. La pareja está tan enamorada, que presume su felicidad en redes sociales y ahora protagonizó tremendos besos.

Fue a través de sus respectivas cuentas oficiales de Instagram que ambos actores publicaron una serie de grabaciones, en las que detallaron que se fueron a descansar unos días a las paradisíacas playas de Sayulita en Nayarit.

En las imágenes, Álex Perea e Isabel Burr se dieron tremendos besos mientras disfrutaban de fuegos pirotécnicos, hecho que los volvió tendencia en distintas cuentas de clubs de fans, quienes aplaudieron el gran amor que están viviendo.

“Así o más enamorados”, “Qué hermosos se ven juntos”, “Muero de amor”, “Gran pareja”, “Se ven muy bien juntos”, “Hermosos, que viva el amor”, “Muy enamorados se ven”, “Aww, tan tiernos”, fueron algunos de los mensajes que se leen en distintos perfiles.

Álex Perea e Isabel Burr de Si nos dejan se ponen románticos en la playa

Al mismo tiempo, Álex Perea compartió una foto de Isabel Burr en la que le dedicó un amoroso mensaje, consiguiendo miles de ‘Me gusta’.

“Alguien le dijo: ‘no hagas eso, no está bien’. Ella se preguntó, ‘¿estará mal?’ Y él se dijo a sí mismo: tengo la vista más hermosa del mundo”, precisó el actor.

Días atrás, los actores de Si Nos Dejan hablaron de su historia de amor durante una entrevista y destacaron que al inicio las cosas no se dieron porque él tenía novia, pero que después nació el flechazo.

“A mí sí me gustaba Álex al principio, yo no sabía si tenía novia o no. Me dijeron que sí y dije ‘no pues yo ahí no me meto’ y de repente me mandó un mensaje para invitarme una cerveza y le dije ‘no puedo porque estoy trabajando’. Después fui yo la que di el paso con una tontería así de casi casi ‘sí es tuyo este Instagram, ¿verdad?’ y ya fue de ‘¿cuándo armamos algo? y yo así de ‘sí, claro. Mañana’”.