Hijos de Lety Calderón cautivan en sesión fotográfica por lo grandes que lucen: ‘Wow, qué guapos’

facebook

twitter

whatsapp

Email

La actriz de ‘Imperio de Mentiras’ mostró que Luciano y Carlo posaron como profesionales frente a la cámara

Leticia Calderón vive uno de los mejores momentos profesional gracias al éxito que logró con su personaje de ‘Victoria’ en Imperio de Mentiras; pero una vez más dejó ver que la faceta que más disfruta es la maternidad e incluso por primera vez realizó una sesión fotográfica junto a sus hijos –Luciano y Carlo- para una revista.

A través de su cuenta oficial de Instagram, la estrella de televisión compartió una serie de imágenes tomadas en el detrás de cámaras, en las que deja ver que aunque sus hijos han crecido alejados del ambiente artístico, sí posaron frente al fotógrafo como todos unos profesionales.

Enfundados en prendas elegantes y desde la habitación de un hotel en la Ciudad de México, Leticia Calderón mostró la hermosa familia que tiene junto a los hijos que procreó con el abogado Juan Collado, quien lleva poco más de un año en prisión.

En cuestión de horas, la publicación de la actriz , de 52 años, consiguió miles de ‘Me gusta’ e infinidad de mensajes en los que sus casi 300 mil seguidores destacaron la gran labor de mamá que ha hecho en estos 16 años y sobre todo lo grandes y guapos que ya lucen Luciano y Carlo.

“Qué hermosos tus hijos”, “Wow, la mejor mamá del mundo”, “Están enormes y muy guapos”, “Belleza de fotos y de familia”, “Wow, qué guapos están esos chamacos”, “Qué lindos”, “Divinos”, “Qué grandes los chicos”, “Un ejemplo de mamá”, “Tanta belleza junta me impacta”, “Hermosos tus hijos”, “Estás divina Lety”, fueron algunos de los mensajes que recibió en su perfil personal.

Luciano, de 16 años, y Carlo, de 15 años, son los hijos que Leticia Calderón procreó con el abogado Juan Collado, con quien tuvo una relación de 2002 a 2010. Dos años después de su ruptura, el litigante contrajo nupcias con Yadhira Carrillo, con quien la actriz ha tenido en innumerables ocasiones una ‘guerra’ de declaraciones públicas.