Hiromi Hayakawa: así fueron los últimos días de la cantante y su bebé

La exnovia de Carlos Rivera murió al dar a luz a su hija Julieta hace 5 años
Por: Valeria Contreras N.
Lead
Instagram
Así fue la trágica muerte de Hiromi y su hija Julieta
LITE
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

El viudo de Hiromi Hayakawa sorprendió al anunciar en redes sociales que se convertirá en padre al lado de su nueva pareja; mientras la noticia se vuelve tendencia, los fans y medios de comunicación recordaron los últimos días con vida de la cantante y cómo fue su muerte al lado de su primogénita Julieta.

Y es que la exnovia de Carlos Rivera se encontraba disfrutando las últimas semanas de su primer embarazo, cuando sufrió fuertes complicaciones que comprometieron su vida y la de su bebé, quien perdió la vida durante el parto.

Julieta, nombre que Hiromi y su esposo Fernando Santana le pusieron, falleció dentro del vientre de su madre, quien comenzó a sentir mal la noche del 26 de septiembre tan solo un mes antes de la fecha prevista para el nacimiento de la bebé.

La cantante ingresó a un hospital de la Ciudad de México en calidad de emergencia, donde detectaron que tenía una hemorragia en el hígado, la cual provocó la muerte de su hija; su cuadro siguió agravándose hasta que la madrugada del 27 de septiembre de 2017 perdió la vida.

La familia de Hiromi alegó que tanto la estrella como su bebé murieron por negligencia médica. “Se le colapsó el hígado y la niña no recibió oxígeno (...) Nació muertita, se le murió a ella adentro”, señaló un familiar.

Al cabo de unos días, se dio a conocer que Hiromi desarrolló el extraño síndrome de HELLP, por el cual presentó problemas gastrointestinales, náuseas y malestar general. Tras su ingreso al hospital, la cantante sufrió cuatro paros cardiacos y no logró librar la batalla, falleciendo junto a su bebé.

El ahora viudo de la también actriz siempre la recuerda tanto en su aniversario luctuoso, como en fechas importantes como su aniversario, cumpleaños o momentos que solo ellos como pareja entenderían, dedicándole emotivos mensajes tanto a ella como a la pequeña Julieta, a quien solo puedo sostener por unos minutos.