Ver video

Ingrid Coronado comparte que ha pasado por diferentes estados de ánimo como la depresión

facebook

twitter

whatsapp

Email

La presentadora mostró cómo pasa su aislamiento voluntario en su casa al lado de sus hijos Emiliano, Luciano y Paolo

Ingrid Coronado asegura que estos momentos de aislamiento voluntario, para evitar la propagación del COVID-19, han sido muy difíciles para ella, por lo que ha pasado por diferentes estados de ánimo.

La presentadora detalló que hace unos días no la estaba pasando bien y que hubo un tiempo en el que se estancó en la depresión.

“Me sentía con el ánimo muy bajo, ya me siento cansada, ¡es un mes! Y tengo miedo y me desespera la incertidumbre de no saber cuánto tiempo nos falta. Por lo menos, ¡medio mes más!”, dijo.

Luego de darse cuenta del problema que estaba pasando, tomó la decisión de levantarse y seguir adelante.

“Intento pensar siempre en lo bueno, para que lo malo no me arrastre. Pero a veces siento como una fuerza que me jala hacia abajo y me gustaría encerrarme a llorar todo el día”, expresó.

Ingrid confesó que gracias a sus tres hijos Emiliano, Luciano y Paolo tomó las riendas para salir de su depresión, además de encontrar en YouTube las palabras de Francois.

“Sus palabras y filosofía de vida les dará ese boost que ahora tanto necesitamos”, aseveró.

En una publicación más reciente, Ingrid Coronado se definió como una mujer fuerte.

“Me hace sentir poderosa, pero por otro lado siento que también me ha condicionado a no mostrar a nadie que también soy una mujer vulnerable como cualquier ser humano”, dijo.

En su comentario más reciente, aseguró que, a pesar de tener una fortaleza formidable, también existen momentos en los que necesita ayuda. “En estos días de encierro, me he replanteado sobre la importancia de pedir ayuda”.

La conductora ejemplificó esta situación con sus hijos y cómo con ellos se convirtieron en su soporte para lograr salir adelante.

“Los primeros días, cargué literal con todo lo de casa, hasta que llegó el punto que mi cuerpo no pudo más, y empecé a pedirles ayuda a mis hijos. El resultado ¡ha sido asombroso! No sólo lo hacen con gusto, si no que esos tiempos donde estaba yo solita en la cocina, ahora estamos juntos cocinando y se ha vuelto una actividad de familia ¡muy divertida!", detalló.