Ver video

Jennifer Lawrence presume su anillo de compromiso en Nueva York

facebook

twitter

whatsapp

Email

La actriz de ‘Los Juegos del Hambre’ fue captada usando la preciada joya en una salida con sus amigas

Jennifer Lawrence se comprometió con el galerista Cooke Maroney este año y lució su impactante anillo de compromiso durante una salida en la ciudad de Nueva York.

La actriz ganadora del Oscar por la cinta Silver Linings Playbook estuvo con sus amigas en ABC Cocina el pasado jueves por la noche, mostrándose muy animada en el restaurante mientras que la joya de su mano izquierda acaparó la atención.

“Parecían estar platicando, riendo y pasándola bien. Compartieron varios platillos y parecieron estar disfrutando mucho. Jennifer usó el anillo de compromiso y era muy notable y brillante. Ella estuvo sonriendo durante toda la comida. Era claro que está muy feliz y estaba teniendo una gran noche”, señalaron varias fuentes a E! News.

Hace unas semanas, el representante de la intérprete de Los Juegos del Hambre confirmó a E! News que Lawrence, de 28 años, se comprometió con el galerista de 34 años después de que la actriz fue captada usando lo que parecía ser un anillo de compromiso.

De acuerdo con el portal de espectáculos, la pareja decidió dar el siguiente paso en su relación ocho meses después de que comenzaran a circular los primeros rumores de su romance. Desde entonces Lawrence y Maroney han sido inseparables, disfrutando de múltiples citas.

La intérprete estuvo involucrada con el director Darren Aronofsky, causando todo un escándalo debido a la diferencia de edad de dos décadas. En noviembre de 2017, la actriz explicó en una conversación con Adam Sandler en la serie ‘Actors on Actors’ de Variety la razón por la que terminaron.

“Estábamos de promoción juntos y lo último de lo que quería hablar yo cuando volvíamos al hotel era de la película (¡Madre!), pero eso era lo único que él deseaba hacer. Y lo entiendo, es su bebé: él lo concibió, lo escribió, lo dirigió. Yo estaba trabajando a turnos dobles, tratando de ser una buena novia mientras al mismo tiempo lo único en lo que podía pensar era en si, por Dios, podía dejar de girar todo en torno a ¡Madre! durante un instante”, declaró.