Juan Soler confiesa que extraña su vida en matrimonio con Maki

facebook

twitter

whatsapp

Email

El actor Juan Soler y Maki anunciaron en noviembre pasado de forma inesperada que se darían un tiempo como pareja

Desde que Juan Soler y Maki confirmaron su separación a finales de 2018, la pareja aclaró que no buscaba terminar su matrimonio sino tratar de resolver las diferencias que los obligaron a poner pausa a su relación. Ahora, tras casi cinco meses del anuncio, el actor ya sintió las repercusiones de este distanciamiento.

“Ahora estoy muy tranquilo. Extraño mucho mi vida familiar, extraño mucho a Maki, extraño mucho a mis hijas, sí, extraño mucho mi matrimonio”, comentó el protagonista de Me declaro culpable a Adela Micha en su programa La Saga .

Soler dejó atrás las fiestas desde que decidió formar una familia con la también actriz argentina en 2003.

“No soy un tipo de la noche ya, todo pasa, yo prefiero quedarme en la casita, leer un buen libro, una buena serie, porque la casa es la casa”, mencionó a la periodista.

El actor también apuntó que por ahora “no estaba del todo en el mercado”, refiriéndose si estaba listo para iniciar una nueva relación.

Juan aprovechó para hablar del momento en el que se enamoró de Maki, quien le caía mal en un principio, pero gracias a la mamá de la actriz -a quien calificó de “divertida y simpatiquísima”- hubo ese acercamiento.

Tras invitar a la mamá de la conductora a un asado con la familia del actor, la señora llegó acompañada de su hija.

“Llega Maki a la casa, no estaba invitada que quede claro… Ver a Maki interrelacionarse con mis papás, con la gente de servicio, con mi novia en ese momento… Me enamoré, me perdí”.

El galán de telenovelas detalló que semanas después de ese encuentro, terminó con su romance de ese entonces y tardó meses en salir con Maki.

A principios de marzo, Soler indicó que el principal motivo de la separación con su aún esposa fue la distancia.

Maki definitivamente no quiere vivir en México, entonces, esa es otra cosa que nos aleja, la verdad es que de momento digo 'estoy viviendo solo como un perro en México', y yo creo que esto ya no tiene una forma de que yo sea feliz, yendo cada 15 días a visitar a mis hijas”, señaló al descartar problemas de infidelidad.

En 15 años de matrimonio, Juan y Maki procrearon dos niñas: Mía de 14 años y Azul de 12.