Kate del Castillo: ‘Fui víctima de una persecución política’

facebook

twitter

whatsapp

Email

Kate del Castillo ofreció una conferencia de prensa para anunciar su regreso a México y brindó con los medios de comunicación que la acompañaron

Luego de tres años de no poder regresar a México por miedo de ser captura tras el encuentro que sostuvo con el narcotraficante Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán , Kate del Castillo ofreció una conferencia de prensa donde denunció que fue víctima de una persecución de parte del anterior gobierno mexicano.

“Los quise invitar hoy para celebrar mi regreso ya que no tengo nada que ocultar, no cometí ningún delito, fui víctima de una persecución política. Yo les pregunto a ustedes ¿Cómo se explican que fui la única perseguida?

“El estado me persiguió por mi condición de mujer y por ser figura pública, por ser una critica del gobierno, por el mensaje que mande vía Twitter en enero de 2012, por entrevistar al hombre más buscado del mundo, por haber exhibido una vez más a las autoridades que permitieron la fuga y luego su ineficiencia para la recaptura, por haber cuestionado el dinero para la compra de ‘la casa blanca’, declaró la actriz frente a los medios de comunicación.

La protagonista de ‘La reina del sur’ aseguró que fue acusada de lavado de dinero, encubrimiento, entre otros señalamientos que la difamaron a ella y a su familia, y por eso exige una indemnización económica de 60 millones de dólares.

Agregó que presentó una queja ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y una demanda contra la Procuraduría General de República por haber filtrado información a los medios de comunicación, lo que calificó como un ‘hecho ilegal’.

Aseguró que la PGR la investigó y aunque la dependencia le dijo que solamente era "testigo", no tuvo derecho a la carpeta de investigación, por lo tanto, no pudo fijar una postura ante la investigación ni presentar pruebas sobre su inocencia.

“La divulgación de información falsa que dolosamente filtró la autoridad tuvo como único fin castigarme públicamente a través de declaraciones estigmatizantes basadas en hechos no comprobados.

“Durante este tiempo me vi seriamente dañada en mi honor y reputación lo que perjudicó el desarrollo normal de mis actividades profesionales al grado de cancelarme contratos artísticos, cuentas bancarias, así como iniciar auditorias fiscales en mi contra, impidiéndome viajar a mi país por miedo a ser detenida ilegalmente por el gobierno de México”, agregó.

La actriz dijo que el gobierno utilizó su caso para formar una cortina de humo que tenía el propósito de distraer la atención de la población de los verdaderos problemas nacionales como la corrupción, el caso de Ayotzinapa y la baja popularidad del expresidente.

Para el final de la conferencia, Kate se conmovió ante la llegada de un mariachi. Mientras limpiaba algunas lágrimas de su rostro, brindó con los periodistas con su tequila.