/356414/snapshot1566338013154.jpg
Ver video

Los abogados de Pablo Lyle presentarán un nuevo testigo en la audiencia final

facebook

twitter

whatsapp

Email

Recibe lo mejor de Las Estrellas directo a tu correo

El actor enfrenta cargos en Miami, EU, luego de una reacción violenta contra un hombre de 63 años por una discusión vial

La defensa legal del actor mexicano Pablo Lyle está preparando un recurso que podría exonerar al protagonista de 'Mirreyes vs. Godinez' en Miami, tras los cargos de homicidio que enfrenta. Los abogados se presentarán con un nuevo testigo para la audiencia final el jueves 22 de agosto en la corte.

Los abogados de Lyle están recogiendo la mayor parte de los datos, desde el recibo de la grúa que movió el vehículo de la víctima, así como el inventario del automóvil con el propósito de contar con la mayor información posible del caso.

"Todos los testigos tienen importancia, algo qué ofrecer a la defensa de Pablo. Vamos a solicitar todo el testimonio que enseñé. Le informamos al juez en dónde estamos y que estamos preparados para defender a Pablo el 22 de agosto", señaló un integrante del cuerpo de abogados a las cámaras de Telemundo.

En la opinión de la abogada penalista Sandra Hoyos, la defensa de Pablo Lyle presentará un testigo experto para que su testimonio abone a la reconstrucción de los hechos donde Juan Ricardo Hernández de 63 años perdiera la vida.

Los abogados plantearían la probabilidad de que la víctima fuese a su auto a buscar un objeto contundente para atacar al actor, por lo cuál sería la respuesta más razonable de Pablo Lyle en ese momento.

“Si es más probable que la persona iba a buscar algún tipo de arma, entonces la reacción de Pablo Lyle sería justificada", dijo Hoyos a la televisora.

Lyle atraviesa a un proceso legal en Estados Unidos por la muerte de un hombre luego de golpearlo en la cara el pasado 31 de marzo en el transcurso de una discusión de tráfico. El juez Alan S. Fine ordenó arresto domiciliario y una fianza de 50 mil dólares (988 mil pesos mexicanos) para el actor, quien deberá portar un dispositivo electrónico en el tobillo y no podrá abandonar la ciudad de Miami hasta el término del juicio.