Ver video

¿Cómo Marichelo perdió 40 kilos en un año? Te lo revelamos en exclusiva

facebook

twitter

whatsapp

Email

La actriz, quien padece de un trastorno alimentario compulsivo, reveló el secreto detrás de su transformación física.

Por años, Marichelo Puente probó desde pastillas, jugos, manga gástrica, masajes y demás tratamientos para bajar de peso sin obtener resultados positivos. Todo cambió en 2018, cuando logró perder 40 kilos y se convirtió en una inspiración para miles de personas con sobrepeso. La actriz mexicana de 40 años habló en exclusiva con Las Estrellas y reveló qué fue lo que la llevó a cambiar su estilo de vida y el secreto de su transformación física.

“Es el resultado de todo, de terapias, de conocerme, de saber que tengo un problema que se llama comedor compulsivo y que tenía que tratarlo, descubrir que tenía un problema en la tiroides, es un resultado de muchas cosas, pero la principal fue enfrentarme a mí misma, que ha sido lo más difícil, conocerme y amarme mucho, si no te amas no hay manera de hacer nada”, declaró Puente.

Meses antes de volver a tomar la decisión de bajar de peso en 2018, Puente sufrió una fuerte depresión.

“Toqué fondo. Estaba en una depresión muy fuerte, no quería ir a ningún lado, inventaba cualquier cosa con tal de que no me vieran de ese tamaño. Me sentía mal físicamente y, suena horrible, pero esa es la palabra, estaba amargada”, dijo la hermana de Anahí.

Simultáneamente, la actriz era duramente criticada por usuarios de redes sociales. Los comentarios al principio la lastimaron, pero también le hicieron sacar su coraje.

“Fue fuerte ver los comentarios en redes sociales, la gente es muy cruel. Pero también me sirvieron, creo que de todo lo malo siempre tienes que sacar lo bueno y a mí me funcionó muchísimo para poder sacar coraje, valor y salir adelante, y hoy por hoy, ser la mujer que soy, tan feliz, tan plena y tan orgullosa de mí”, reconoció.

Aunque su principal motor para bajar de peso fueron sus hijos y su esposo, Jorge D’Alessio, Marichelo recordó que su más grande motivación fue el quererse sentir bien físicamente y ser feliz.

“Sí tú no tienes amor por ti, si no te apapachas y no te dices: ‘Perdóname, vamos y sí puedo’, no hay manera de hacer nada. Hoy por hoy te puedo decir que me amo con toda mi alma, que estoy muy orgullosa de mí por todo lo que he logrado y cómo lo logré y al haberme conocido tan a fondo y tan fuerte, creo que ha sido una de las experiencias más padres".

La actriz quiere compartir su experiencia y ayudar a otras personas que padecen de obesidad. Por eso, en mayo arrancará una serie de conferencias junto a un grupo de especialistas de la salud en la Ciudad de México para que más gente pueda combatir sus problemas de sobrepeso.