Ver video

¿Cómo superar la pérdida de un bebé? Consejos de tanatólogos para sanar

facebook

twitter

whatsapp

Email

Famosos como Jacky Bracamontes y Ferdinando Valencia se han enfrentado a la pérdida de un bebé, uno de los dolores más grandes

La pérdida de un bebé es uno de los sucesos más dolorosos que puede vivir un ser humano. A pesar de ello, frecuentemente las personas que rodean a los padres de la víctima suelen darle una importancia menor a los hechos, según la especialista en tanatología Alejandra González.

“La muerte de un recién nacido o no nacido, no suele ser tomada con mucha importancia por la gente, al carecer del tiempo de convivencia, ya que se piensa que produce menos dolor, pero no es cierto. Hay que entender que el vínculo entre la madre y el hijo inicia desde la noticia del embarazo por lo que es importante entender que el vínculo entre la madre y el bebé inició desde la noticia del embarazo y (al sufrir esta pérdida) duele muchísimo por todos los sueños que se empezaron a construir sobre esa vida”, declaró González en entrevista para Las Estrellas .

A continuación, enlistamos algunas recomendaciones de especialistas para ayudar a superar esta pérdida.

Busca ayuda profesional

González aconseja buscar la ayuda de un tanatólogo especialista en duelo perinatal o neonatal. “Para la tanatología es necesaria un formación específica”. Asimismo, la orientación de un especialista de la salud mental podría ser de gran ayuda.

Entender el duelo

El duelo es un proceso de adaptación emocional en el que una persona pasa por ciertas fases para poder lidiar con las emociones que desencadena una pérdida no sólo física, sino emocional o simbólica, entre otras.

Se reconocen 5 etapas, las cuales no necesariamente se viven en un orden determinado:

-Negación
-Ira
-Negociación o regateo
-Depresión
-Aceptación



Algunos síntomas que indican que podrías estar pasando por un duelo son:

-Alteraciones del sueño
-Fatiga
-Falta de energía
-Rechazo a estar entre mucha gente
-Hipersensibilidad a la luz
-Hipersensibilidad al ruido




“La vida hay que entenderla, no hay que pelearte con ella”, aconsejó la tanatóloga Gaby Pérez en un programa de Netas Divinas a Jacky Bracamontes, quien perdió a su hijo Martín durante el parto, en 2013.

Desprenderse de la culpa

"Puede ser que las mujeres se culpen por no haberse cuidado lo suficiente, o por haber realizado algún esfuerzo demasiado grande", explicó Ana Yáñez, psicóloga y experta en duelo a BBC Mundo en 2015.

Sin embargo, de acuerdo con Rocío Hernández, Médico General, “el embarazo es impredecible, realmente existen muchísimos factores biológicos que determinan si el proceso de gestación podrá llevarse acabo, ya que cada cuerpo es único, por lo que pocas veces es culpa de los cuidados que la madre tuvo; casi siempre son decisiones que el cuerpo toma por sí sólo y nada tienen que ver los padres”, dijo en entrevista para Las Estrellas

Tomar un tiempo

El impacto que tiene la pérdida de un hijo podría provocar tomar una decisión apresurada sobre muchos aspectos que ya se tenían contemplados o sobre el impulso de querer tener otro hijo de inmediato.

Yáñez aconseja esperar dos años antes de tomar la decisión de embarazarse nuevamente. "Si no se hace, se puede generar mucho miedo a que haya una nueva pérdida", explicó a BBC Mundo .

Comunicarse

Es importante que tanto la madre como el padre puedan expresar lo que sienten sobre este suceso, ya que ambas partes necesitan desahogar la pena que llevan dentro, pero Yáñez no recomienda "apoyarse demasiado en el otro miembro de la pareja. "Es mejor encontrar apoyo fuera", explicó a BBC Mundo .

De igual manera, la Tanatóloga Alejandra González recomienda entablar una comunicación entre la pareja, sin embargo, recalca la importancia de no olvidar al resto de la familia: “es importante pensar que no solo existe la mamá y el papá, también existen los hermanos, hay que involucrarlos, ser muy sensibles para que de acuerdo a su edad se les pueda ir acompañando en este proceso y tranquilizarlos".

Encontrar una enseñanza

“Extraer algún legado, pensar en alguna misión que ese bebé pudo haber dejado en la familia para que en el futuro nos deje alguna enseñanza”, agrega González, quien recomienda tratar de entender cuál es el significado detrás de la pérdida.