Diana Mannik

Hoy es el solsticio de verano, el día perfecto para hacer "borrón y cuenta nueva"

facebook

twitter

whatsapp

Email

El fenómeno, que trae consigo al día más largo y la noche más corta del año, también supone efectos espirituales sobre nosotros.

El término solsticio se refiere a los momentos del año en los que el Sol se encuentra sobre uno de los dos trópicos ( Cáncer y Capricornio ) y alcanza su mayor o menor altura aparente en el cielo, dando lugar a una desigualdad evidente entre la duración del día y la noche. ¿Cuándo suceden? El 21 o 22 de diciembre y el 20 o 21 de junio de cada año, por lo que te podrás dar cuenta que estamos por recibir al solsticio de verano y con ello, la bienvenida a la época estival.

Más allá del efecto astronómico, este fenómeno tiene ciertas simbologías que han perdurado a lo largo de los años y en distintas partes del mundo, desde Egipto, pasando por Perú, hasta Inglaterra, concretamente en el monumento de Stonehenge. Al ser una fecha relacionada con el inicio del verano, se creía que coincidía con el nacimiento de un nuevo Sol. Por ende, a esta fecha se le atribuyen efectos relacionados con la agricultura, fertilidad, abundancia y reinstitución del orden universal.

El misticismo que rodea a esta época del año es muy particular debido a los rituales que solían y suelen hacerse hasta la fecha. ¿Con qué intención? Expulsar las malas energías y tener un despertar colectivo de conciencia. El más común de ellos comprende montar una hoguera y saltar y bailar alrededor de ella para llenarse de vitalidad.

Durante esta semana te recomiendo realizar una limpia completa del hogar, del guardarropa y del alma. Desechar las impurezas que se han acumulado durante el año trae consigo una purificación, un nuevo comienzo. Un “borrón y cuenta nueva”. Un reinicio, un renacer. ¿Qué estás dispuesto hacer en el tuyo?