Ver video

¿Qué es situs inversus totalis, la condición que tiene la hija mayor de Maky y Juan Soler?

facebook

twitter

whatsapp

Email

Hablamos con un médico para que nos explicara qué es esta condición y cómo afecta a quienes la padecen

En esta cuarentena por coronavirus, la actriz y conductora Maky ha tenido cuidados especiales con su hija mayor, Mía Soler, quien tiene situs inversus totalis, condición genética con la que nació y que consiste en un posicionamiento inverso de los órganos vitales, lo que significa que están del lado opuesto al que normalmente están.

Esto hace a Mía más vulnerable a contraer covid-19, exlplica su mamá: “Tiene una condición que se llama situs inversus totalis, por lo que tiene el corazón del lado derecho y todos los órganos al revés. Es una condición de la raza humana, lo que pasa es que antes no se podía ver a la gente por dentro, entonces no se sabía. Varias personas la tienen, ella lo tiene y sí le trae ciertas complicaciones respiratorias, por eso es que estoy un poco más precavida con el tema del covid-19”, expresó la exesposa de Juan Soler.

A pesar de su condición, la joven de 15 años goza de un buen estado de salud, pero la conductora prefiere tomar las precauciones necesarias. "Ella es una niña súper sana, le hemos hecho 10 mil estudios del sistema inmunológico y todo, pero siempre queda la dudita porque es como si fuera alérgica”, precisó.

Para conocer más sobre este padecimiento genético, Las Estrellas entrevistó al médico cirujano Juan Pablo Arribas, quien explicó que el desorden situs inversus totalis significa que todos los órganos del cuerpo están del otro lado, una transposición en sentido sagital (el plano sagital es el que divide al cuerpo en la parte izquierda y la parte derecha) de todos los órganos del tórax y el abdomen. “Es como si fuera un espejo”, señaló.

Sobre si esta condición es común, Arribas destaca que no es así, ya que se presenta en uno de cada 22 mil o 22 mil recién nacidos a nivel mundial y se debe a un raro desorden genético del brazo largo del cromosoma 14 y algunas recesiones de los cromosomas 7 y 8.

Muchos de ellos no se dan cuenta de esta condición hasta que son mayores y van a hacerse algún estudio de imagen, podría decirse que se dan cuenta sin querer”, destacó el médico cirujano, quien forma parte del Consejo Mexicano de Cirugía General de la Asociación Mexicana de Cirugía Endoscópica y la Asociación Panamericana de Cirugía General.

Tras destacar que quienes padecen este desorden no necesitan cuidados especiales, expone que podrían enfrentarse a una deficiencia ciliar, la cual podría volver propensos a enfermedades respiratorias a un 25% de las personas que tienen situs inversus.

“La mayoría son asintomáticos, no les pasa nada y no, no es cierto que necesiten más cuidado por el covid-19. Lo que pasa es que algunos de ellos, el 25% aproximadamente, tienen una condición que se llama deficiencia ciliar en la que los pelitos de los pulmones llamados cilios no se mueven adecuadamente y se atora el moco, por lo que es más probable que les den neumonías graves”, contó.

Tal y como lo han hecho Maky y Juan Soler con su hija Mía, Arribas destacó que tener situs inversus no representa un impedimento para tener una vida normal, por eso los actores han mostrado imágenes de la adolescente haciendo las actividades comunes de gente de su edad.