Consejos para no subir de peso en épocas navideñas

Parece una misión imposible, ¡pero estos tips pueden hacer la diferencia!
Por: Andrea Camarena
Lead
katiko-dp/Getty Images/iStockphoto
Sobrevivir a esta temporada sin parecer esfera no es imposible, aquí te decimos cómo hacerle
LITE
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Es inevitable. Llegamos a ese momento del año en el que nosotros no buscamos la comida, ella nos busca a nosotros ¡y ni qué hacerle! De cenas con grupos de amigos, compañeros de la oficina y posadas familiares, hasta los ‘meros’ días del mes: Noche Buena, Navidad, Año Nuevo y el recalentado de Año Nuevo, estas semanas son un maratón de comida exquisita.

No obstante, a pesar de que en el momento disfrutamos mucho del bacalao y el ponche, después nos solemos sentir culpables -e incluso con algo de malestar físico- por los muchos hábitos alimenticios que estamos rompiendo y los kilos que inminentemente estamos por ganar.

¿Pero qué crees? ¡Sí se puede gozar las fiestas sin que tus pantalones dejen de cerrar! A continuación te decimos lo que expertos de la Universidad de Harvard y otros sitios médicos y de nutrición, recomiendan:

1) Mide tus porciones: Estudios han demostrado que entre más comida nos sirvan, más comeremos, pues nos cuesta mucho resistirnos a un buen plato. Para ello, se recomienda que, si quieres probar de todo, elijas porciones pequeñas de cada platillo, especialmente de los más calóricos como aquéllos con salsas cremosas, fritos, grasas saturadas o demasiado azucarados.

Ah, y muy importante ¡si no te encanta, mejor evítalo! Si odias los romeritos, por ejemplo, aunque los haya hecho tu abuela, mejor ahórratelos.

2) Balancea tus comidas: Si sabes que ese día tendrás una cena navideña, procura que tu desayuno, tu comida y tus colaciones, sean abundantes -para no quedarte con hambre y que no llegues a ‘atascarte’ a la cena- pero a la vez con recetas ligeras y saludables, de modo que todo lo que consumirás en la noche compense lo bien que portaste durante el día. Eso sí, es importante no saltarte ninguna comida para que mantengas tu organismo siempre saciado.

3) Aguas con las bebidas: Procura tomar buenas decisiones en este rubro y estarás del otro lado. Elegir agua o bebidas sin calorías sobre refrescos y limitar tu consumo de alcohol pueden hacer la diferencia. No se trata de que dejes de brindar, sólo de que intentes beberte dos copas en lugar de cinco o que elijas el alcohol que tiene menores niveles de azúcar y evites combinar con refrescos, jugos o licores. Para saber qué bebidas alcohólicas engordan menos haz clic aquí .

4) Procura poner todo en un plato y servirte una sola vez: Es difícil hacer un seguimiento de la cantidad de comida que estás comiendo cuando solo picas y picas. Lo mejor es servirte todos los alimentos que vayas a comer en un sólo plato para tener mayor consciencia de las porciones y comer con lento y siendo consciente de lo que comes para evitar repetir.

5) Come una buena ensalada o una sopa de verduras antes de salir: Estudios han demostrado que comer un primer plato de ensalada verde grande con un aderezo ligero o uno de sopa de verduras puede reducir las calorías totales que consume durante una comida, pues ayudan a quitar el apetito para evitar que llegues hambriento, ¡además son súper nutritivos!

6) Manténte en movimiento: Es importante que, sobre todo en esta época de excesos, intentes estar activo a diario. Si no tienes tiempo de meterte a un gimnasio todos los días, procura cumplir tu cuota diaria de 10 mil pasos o bien, agenda tres días a la semana en los que sí puedas hacer una rutina del ejercicio que más te gusta, practiques tu deporte favorito, etc.

7) Duerme bien: Sabemos que es una época del año muy ocupada, pero expertos afirman que cuando no dormimos bien y nuestro cuerpo vive cansado, éste se mantiene con niveles altos de ‘grelina’ la hormona que lo incita a comer más, estando comprobado que las personas que duermen menos de siete horas por noche consumen más calorías durante el día.

Aunque todos estos consejos pueden serte de gran utilidad, no olvides que lo más importante de todo es relajarte y disfrutar. Comer sin estar pensando todo el tiempo en lo que eso te va a engordar, o la culpa que te va a generar, también es parte del proceso.

Recuerda que esto sólo ocurre una vez al año así que si bien, está increíble que puedas incorporar algunos hábitos para sentirte mejor contigo, también date chance de pasar un buen rato con los tuyos sin que las calorías estén siempre en tu mente.