¿Qué son las casas astrológicas?

Ross Joyner

Qué son las casas astrológicas y por qué nos deberían de importar MUCHO

facebook

twitter

whatsapp

Email

Se trata de un aspecto de lo más importante de la astrología y que podría indicarte cómo te irá en el amor, familia, dinero, trabajo, etc.

Directo al grano: las casas astrológicas es una división en doce sectores del cielo zodiacal. Las casas son distintas a los signos del Zodiaco debido a que las primeras señalan circunstancias, mientras que los signos revelan aspectos relacionados con nuestra personalidad y carácter. Las casas representan distintas áreas y dominios de nuestra vida y se interpretan en la carta natal de cada persona tomando en cuenta la fecha, la hora y el lugar de nacimiento de dicha persona. En otras palabras, mientras que los signos indican qué energía disponemos, las casas señalan en dónde y cómo empleamos dicha energía.

En cada una de ellas, se encuentra un planeta y como ya hemos mencionado en ocasiones anteriores, cada planeta tiene un simbolismo propio. Expliquémoslo con un ejemplo: imagina que tienes a Júpiter (astro de la buena suerte) en la Segunda Casa (la de las posesiones y el dinero). Esto se puedo interpretar como una persona a la cual le será muy fácil generar dinero. Le llegará de distintas fuentes y de manera fácil. Le llegará por “suertudo”. En un marco psicológico, con el afán de comprender a una persona, es crucial identificar cómo están colocadas sus casas para identificar las situaciones a las que estará propenso a pasar durante su estancia en la Tierra.

Dijimos que existen doce casas y cada una de ellas representa algo distinta. ¿Qué? Te lo explicamos:

LA PRIMERA CASA, la casa del “yo” (también conocida como el ascendente). Es la más personal y poderosa de tu carta astral, pues representa tu comportamiento. Expresa cómo te presentas con los demás y cómo los demás te perciben. Detona qué queremos conseguir en la vida y qué haremos y cómo le haremos para conseguirlo. Esta casa está relacionada con el signo Aries.

LA SEGUNDA CASA, la casa de las posesiones y el dinero. Vinculada con lo que tienes -materialmente- en la vida. Las cosas que vas a conseguir, tus ingresos y tu conducta financiera. También explica cómo es tu relación con el dinero. Esta casa está relacionada con el signo Tauro.

LA TERCERA CASA, la casa de la comunicación. Tiene una asociación con tres áreas de la autoexpresión: cómo hablas, cómo piensas y cómo escribes. La lógica, la memoria y el intelecto tienen que ver con esta casa. Esta casa está relacionada con el signo Géminis.

LA CUARTA CASA, la casa del hogar. Gobierna tu vida hogareña en el pasado, presente y futuro. Podría explicar el tipo de niñez que tuviste en casa y la relación que tenías con tus padres (pasado), el concepto que tienes de hogar (presente) y el tipo de seguridad que buscas para el día de mañana (futuro). Esta casa está relacionada con el signo Cáncer.

LA QUINTA CASA, la casa de la creatividad y el sexo. Materializa todo aquello que nos brinda placer y las maneras en las que expresamos nuestro lado creativo. La naturaleza sexual de una persona también se puede interpretar en esta casa. También se vincula con cualquier tema de entretenimiento y talentos artísticos. Esta casa está relacionada con el signo Leo.

LA SEXTA CASA, la casa del servicio y la salud. Indica la necesidad de ayudar a los demás y de sentirse útil con el mundo. También manifiesta tu estado de salud y las enfermedades a las que está propenso alguien. Esta casa está relacionada con el signo Virgo.

LA SÉPTIMA CASA, la casa de los contratos y el matrimonio. A un nivel personal, revela el vínculo que tendrás con tu pareja con la cual decidirás casarte o el tipo de matrimonio qué buscas o anhelas. En un ámbito profesional, señala tu capacidad de trabajar con otros. Esta casa está relacionada con el signo Libra.

LA OCTAVA CASA, la casa de la muerte y la regeneración. Una de las casas místicas de tu carta y quizá la más difícil de comprender. También se le conoce como la casa de la transformación espiritual pues gobierna la energía alrededor del sexo (en un ámbito de poder crear vida), del nacimiento, de la muerte y de la vida tras la muerte. Esta casa está relacionada con el signo Escorpio.

LA NOVENA CASA, la casa de la exploración mental y los viajes. Informa detalles de nuestra búsqueda de la sabiduría, de toda aquella información detallada y minuciosa. Del conocimiento profundo de un tema. De la educación especializada, la cual muchas veces se consigue a través de las experiencias vividas en un viaje. Esta casa está relacionada con el signo Sagitario.

LA DÉCIMA CASA, la casa de la carrera y la imagen pública. Rige todo aquello que pasa afuera del hogar: la profesión, tu comunidad y tu reputación. También está ligada con la ambición y tus aspiraciones. Esta casa está relacionada con el signo Capricornio.

LA ONCEAVA CASA, la casa de la amistad, las esperanzas y los deseos. Se refiere a todo aquello que queremos conseguir en la vida, pero a largo plazo. Nuestras metas. También se vincula con el compromiso que tienes con los grupos sociales, principalmente tus amistades. Esta casa está relacionada con el signo Acuario.

LA DUODÉCIMA CASA, la casa de los secretos y las penas. La más mística de todas, pues es la última, la que cierra el ciclo. Gobierna las decepciones, los accidentes y la derrota. Las fuerzas no materiales y las habilidades psíquicas. Para términos más prácticos, también se le asocia con el karma. Esta casa está relacionada con el signo Piscis.