Tanya Prodan

Venus entra en Virgo: llegó la hora de demostrar el amor con hechos

facebook

twitter

whatsapp

Email

Esta alineación cósmica replantea la manera en la que manifestamos el afecto y el cariño.

Venus rige nuestro gusto y nuestro sentido estético. Es el astro relacionado con el amor y la concepción que tenemos de él. Representa el placer físico, el bienestar y cómo nos divertimos, así como la manera de amar y cómo nos gusta ser amado. A partir del 21 de agosto y hasta el 14 de septiembre, este planeta que lleva el nombre de la diosa del amor estará transitando por el signo de Virgo . ¿Qué efecto tendrá sobre nosotros?

Cuando Venus se encuentra en signos de tierra, como lo es Virgo , el afecto y el amor se demuestra de manera tangible. Se demuestra con hechos concretos, no palabras. Sin importar de qué tipo de relación hablemos, el cariño debe de ser palpable. ¿Cómo llegar a la intimidad? A través de un compromiso real y cuando se comparten responsabilidades, tal cual lo hace un nacido bajo el signo de Virgo .

Esta temporada se manifiesta un amor hacia lo útil. La energía imperante en este momento será una tendencia hacia la perfección, hacia el servicio, hacia la limpieza. Rasgos y características muy comunes del signo de la virgen. De igual manera, Virgo es desconfiado y nervioso. Para ganártelo hay que brindarle seguridad de todo tipo. Debido a esto, durante estas semanas tendremos oportunidad de construir vínculos mucho más sólidos, con una buena base, en la que se puede llegar a buenos acuerdos a través de una comunicación clara y honesta. Pero como hemos mencionado antes, el amor no solo requerirá de palabras, sino de hechos concretos. Acciones que demuestren lo que se siente.

Al entender esto, podremos adaptarnos al modus operandi de Virgo para luego aplicarlo a nuestra propia naturaleza amorosa, estética y/o hedonista para estar más en sintonía con el Universo. Cabe mencionar que Marte, el amante eterno de Venus, también se encuentra en Virgo desde el 18 de agosto. Marte es un planeta que representa la iniciativa, el coraje y la energía que se emplea en las acciones. Notarás cómo poco a poco florece un sentido de responsabilidad en ti que podrás aplicar en todos los asuntos posibles: económicos, laborales, personales, amorosos, emocionales, etc.