Gélica Andrade

facebook

twitter

whatsapp

Email

Su gran fortaleza es el carácter duro que la distingue.

Durante años de fidelidad y servicio, Gélica se ha encargado de convertirse en alguien indispensable para Catalina, y no sólo lo ha logrado, sino que además ha llegado a ser considerada parte de la familia.

Ella corresponde a esta deferencia manteniéndose alerta como una fiera para reaccionar ante cualquier peligro o influencia que pueda afectar, primero, a Catalina y luego a la familia.

Está enterada de todo lo que sucede en la mansión, lo que la convierte en paño de lágrimas para el que la necesite. Su escala de valores está cimentada en la lealtad y en el amor oscuro, fetichista y reverencial que siente por Catalina.

Su gran fortaleza es el carácter duro que la distingue: tiene un control férreo sobre sus sentimientos, pero la más poderosa, sin duda, es que conoce la mayoría de los secretos de Catalina y los esconde celosamente a cambio de unas migajas de cariño de vez en cuando.