Abuelita pierde ahorros de toda su vida por estafa telefónica: historia conmueve a Internet

Los ladrones le hicieron creer que su dinero corría riesgo y la hicieron abrir otra cuenta.
Por: José Luis Noriega
Una mujer recibió un regalo de su esposo fallecido y su reacción te hará llorar
LITE
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Marie Marshall, una australiana de 66 años conocida por sus familiares y amigos su espíritu luchador y generoso, ha caído en las garras de una estafa telefónica que ha arruinado para siempre su economía y sus sueños de jubilación.

Este año, Marie recibió una llamada que cambió su vida de manera trágica y le costó sus ahorros de toda una vida. Aquí te contamos la historia que conmovió a todo Internet.

Roban los ahorros de toda su vida a mujer de 66 años por una estafa telefónica

La voz al otro lado, con un acento indio y un inglés impecable, afirmaba ser del departamento de fraude del Commonwealth Bank y esta voz sin rostro y aparentemente legítima, convenció a Marie de que había transacciones sospechosas en su cuenta y que su seguridad financiera estaba en peligro.

"Para asegurar mis cuentas y fondos", contó Marie al portal 'News.com.au', "dijo que tendría que abrir una nueva cuenta CBA y transferir todo mi dinero allí".

Con habilidad impresionante, el estafador recitó los números de cuenta y los saldos de Marie, dándole una apariencia de que lo que ocurría era real, pues alegó que las transacciones irregulares habían comprometido su cuenta y la presionó a "abrir una nueva cuenta para resguardar sus fondos". Para aumentar la autenticidad, el estafador sugirió una aplicación para confirmar su identidad, argumentando que era más seguro que proporcionar detalles por teléfono.

Roban los ahorros de toda su vida a una mujer. | Home | Las Estrellas
Shutterstock
Roban los ahorros de toda su vida a una mujer.

Marie, confiada en la aparente diligencia del banco, descargó la aplicación. Sin saberlo, esta acción le otorgó al estafador acceso libre a su teléfono, y en un abrir y cerrar de ojos, se llevó alrededor de 13 mil 392 dólares canadienses (cerca de 8 mil 600 dólares americanos), los ahorros acumulados de toda su vida.

El triste giro es que, aunque algunos de sus fondos fueron recuperados gracias a Westpac, la mayoría desapareció en el ciberespacio.

El banco de Marie Marshall no respondió por la estafa

La situación se volvió aún más amarga cuando Marie se dio cuenta de que su banco, que debería haber sido su defensor, la dejó en la estacada. Las tarifas del Commonwealth Bank seguían cobrándose en la cuenta que había sido objeto de la estafa, y eso no es todo: el banco tenía el descaro de reclamar que Marie devolviera el dinero que el estafador había derrochado.

Marie se enteró del fraude a través de Facebook, cuando vio a alguien más que había caído en la misma trampa.

"Leí una publicación en Facebook sobre alguien que experimentó exactamente la misma estafa. Inmediatamente me eché a llorar e intenté acceder a mi cuenta bancaria, pero no pude iniciar sesión", confesó Marie.

El impacto emocional fue devastador, dejando a Marie angustiada y abatida. Luchó por presentar una queja al banco y buscar justicia; sin embargo, después de una exhaustiva investigación, el banco le notificó que los fondos no eran recuperables y la propuesta de compensación ofrecida por el banco palideció en comparación con la magnitud del robo, dejando a Marie con un futuro financiero incierto.

Marie admitió sentirse avergonzada y estúpida por haber caído en la estafa. "He ahorrado durante tantos años y he trabajado tan duro, y ahora todo eso se ha ido y probablemente no sea recuperable. Estaba tan avergonzada y me sentí tan estúpida por caer en la estafa. Siempre había sido muy cuidadosa con el dinero. Mi futuro va a ser una situación de vida semana a semana", agregó.

Sin embargo, en medio de esta desolación, el amor y el apoyo de sus seres queridos se han manifestado en una página de GoFundMe creada para ayudar a Marie en este momento difícil. Hasta ahora, la iniciativa ha recaudado más de 4 mil 500 dólares australianos en contribuciones solidarias, brindando un rayo de esperanza en un momento oscuro. En palabras de Marie, "es un recordatorio de que todavía hay bondad en el mundo". ¡Y eso es algo en lo que todos podemos coincidir!

Pero déjanos saber en los comentarios qué opinas de esta triste historia y si ya habías escuchado hablar de una estafa similar.

Para Ti