Ver video

Aleida Núñez pensó en el suicidio tras perder a su primer hijo: “estuve a punto de desistir”

facebook

twitter

whatsapp

Email

La actriz relata cómo logró superar la depresión que la orilló a cuestionarse sobre el sentido a la vida

Aleida Núñez habló por primera vez de las consecuencias que trajo la pérdida del primer hijo que esperaba hace años y con la cual cayó en una depresión tan fuerte, que llegó perder el sentido de la vida.

La actriz y cantante relató a varios medios de comunicación que esta situación le duró un año en el cual pasó por su mente quitarse la vida.

“En algún momento sí pensé en qué sentido tenía mi vida, estaba tratando de encontrar por qué estaba luchando”, comentó Aleida.

“Tenía objetivos, sueños, y de repente, como que sentí que tenía necesidad de bajar los brazos y no seguir adelante, como que no sentía que las cosas estuvieran saliendo como yo quería, entonces sí, hubo un momento en el que estuve a punto de desistir, de no poder levantarme de la cama y decir para qué me levanto, si ya lo he intentado una y otra vez”, agregó la actriz de melodramas.

Sin embargo, Núñez salió adelante gracias al apoyo médico y, sobre todo, de su familia.

“Fue como un despertar en mí porque tuve que recurrir a un psicólogo, lo más importante es no quedarse solo, afortunadamente tengo una familia que siempre me ha apoyado mucho y ha estado cerca de mí, mi mamá, mi papá, mis hermanos. Finalmente, de una depresión la principal persona que puede sacarte eres tú mismo, porque por más que te diga un especialista lo que tienes o qué debes hacer, si tú mismo no quieres salir adelante, no lo harás jamás”.

Asimismo, reconoció que fue a través de la meditación que encontró una cura en lugar de los medicamentos.

“En algún momento no quise tomar las pastillas, me estuvieron medicando, me recomendaron algunas pastillas, sin embargo, no quise, preferí dejarlo a la cuestión de la meditación, con cuarenta minutos cada día puedes hacer una transformación en tu vida, te lo puede garantizar cualquier especialista, si durante seis semanas, meditas 40 minutos cada día, es increíble cómo te cambia la mentalidad”.

Después de esta amarga experiencia, en 2013 Aleida cumplió uno de sus más grandes sueños: el convertirse en mamá del pequeño Alexander, fruto de su relación con su exesposo Pablo Glogovsky con quien estuvo casada por 12 años.