Armando Hernández, de Amarte duele, rompe en llanto al revelar que trabajó como botarga de Barney

facebook

twitter

whatsapp

Email

El actor conmovió al hablar de la difícil situación económica a la que se enfrentó aun después del éxito en que tuvo en su primera película

Cualquiera pensaría que todas las personalidades que aparecen en pantalla gozan de las miles de éxito y la opulencia que, creemos, resultaría de éste, sin embargo, Armando Hernández, quien saltó a la fama por su personaje de 'Genaro' en 'Amarte duele' y que hoy suma decenas de producciones y protagónicos en cine y televisión en su carrera, deja claro que no siempre todo es lo que parece.

Durante la charla que tuvo con Karla Díaz y Litzy en el programa de YouTube, Pinky Promise, el actor a quien actualmente podemos ver en su papel de 'El Brayan Daniel' en la quinta temporada de '40 y 20' y que participó en telenovelas como 'Rebelde', 'Clase 406' y 'Alma de hierro' conmovió a la audiencia al hablar de los difíciles momentos económicos que pasó aun después de la aceptación que ganó con el trabajo que hizo en la cinta mexicana que protagonizó Luis Fernando Peña y Martha Higareda.

El actor de 38 años, quien también ha participado en programas de comedia como 'Vecinos' y 'Los Héroes del Norte ', recordó que en aquella época la pasó tan mal que no tenía trabajo, ni dinero para comer aun estando en la cima de la fama: “Estaba pasándola muy gacho. Te lo juro, no tenía lana. Mi roomie me donó toda la comida”, dijo.

El actor, quien es aviador de profesión, rompió en llanto al revelar que para poder celebrar el primer cumpleaños de su hijo trabajó animando en una fiesta infantil como botarga de Barney.

"Si yo me la hubiera creído de que era el de Amarte duele, de que era el gran actor, no hubiera aceptado un trabajo de esos, pero había algo más importante que era el cumpleaños de mi hijo”, contó entre lagrimas.

Luego de destacar la importancia de saber aprovechar las oportunidades y reconocer que ha sabido sortear las dificultades de estar arriba y abajo en la rueda de la fortuna que es la vida, resaltó que ser Barney en esa fiesta infantil ha sido el más difícil y gratificante trabajo que ha tenido.

“Hace rato me decían ‘¿Cuál es el trabajo más difícil de tu carrera?’ Yo creo que ese fue uno de los más difíciles, pero del que más me siento orgulloso. Haber sido ‘Barney’ es el mejor personaje de mi vida”.