Benito Castro impacta con dura confesión sobre la pandemia: “Viví de la caridad y no me avergüenza”

facebook

twitter

whatsapp

Email

El actor de 74 años reveló que tuvo fuertes problemas económicos a causa de la pandemia de coronavirus

Benito Castro es uno de los millones de personas que han sufrido los daños colaterales de la pandemia que desde marzo enfrenta México a causa del coronavirus.

Con más de cinco décadas de trayectoria, el reconocido actor habló para El Universal del terror que le causó el destino incierto que la crisis mundial, hasta hace unas semanas, pintaba para los actores y el teatro.

"No había nada que me hiciera más falta en la vida que un escenario, moría yo por volver a pisar uno, estaba aterrado de no volver a uno en mi vida", declaró.

A poco más de siete meses que arrancó el confinamiento obligatorio y bajo las reglas de la 'nueva normalidad', las medidas han cedido y los telones se han vuelto a levantar entre ellos el de la puesta 'A oscuras me da risa', en la que el entrañable 'Papiringo' participa bajo la invitación de Alejandro Gou.

Sin embargo, los meses anteriores fueron duros pues además de la incertidumbre, confesó Castro, vivió fuertes problemas económicos que lo llevaron a sostenerse de la caridad y de milagro.

"Estuve sin dinero, con todas las deudas del mundo encima, porque las tarjetas se fueron al tope y hubo un momento en que obviamente no me autorizaron una compra más, y a vivir de la caridad y de milagro, fue muy difícil; no me da pena platicarlo porque no fue mi caso únicamente, mucha gente está sufriendo lo que yo padecí", reveló.

La sed de actuación y sobrevivencia parecen blindarlo del virus aunque confiesa sus temores sobre el éste el cual, además, combate con la que dijo es la única vacuna segura con la que el mundo cuenta hasta el momento: el cubrebocas.

"No sabíamos si volvíamos, no sabíamos si nos salvábamos de un contagio, y a mi edad (74 años) el riesgo es mayúsculo, si te pega, difícilmente la libras, de no ser por un milagro; pero como estaban las cosas... todo mundo me decía, si te sientes mal no vayas al hospital, porque te duermen, te intuban y adiós; y vi en tv que sí sucedía".