‘No voy a llorar’, dijo Emma Coronel cuando declararon culpable a ‘El Chapo’

facebook

twitter

whatsapp

Email

Ante la mirada atónita de Emma Coronel, un jurado en Estados Unidos declaró a Joaquín “El Chapo” Guzmán culpable de traficar drogas a gran escala

Emma Coronel llamó una vez más la atención dentro del tribunal federal de Brooklyn cuando reaccionó al escuchar que su su esposo Joaquín “El Chapo” Guzmán fue declarado culpable por 10 cargos, entre ellos, el de encabezar una operación de tráfico de drogas a gran escala.

“Hoy yo no voy a llorar. ¿Por qué? Nadie ha muerto aquí”, dijo Emma a la periodista Blanca Rosa Vilchez que le ofreció unos pañuelos desechables inmediatamente después de conocerse el veredicto, según la versión de Notimex.

Una vez que el jurado abandonó la sala, “El Chapo” se reclinó en su asiento para intercambiar miradas con su esposa, quien le sonrió, se llevó la mano al corazón y en seguida le hizo brevemente la señal del pulgar alzado, de acuerdo con la narración de la agencia mexicana y de The Associated Press.

Otros periodistas presentes en el recinto afirman que la exreina de belleza respondía de forma serena, pero se esforzaba en no llorar.

Pese a que en anteriores ocasiones a su salida de la corte, Emma atendía a la prensa en esta ocasión prefirió guardar silencio y antes las preguntas sobre el veredicto, lo único que comentó fue: “Estoy muy bien”.

Se prevé que Guzmán será condenado a cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional, de acuerdo a Richard Donahue, Fiscal del Distrito de Nueva York. Su sentencia se conocerá el próximo 25 de junio.

Recordemos que Coronel se volvió una especie de celebridad al ser detenida por la gente para pedirle una selfie y un autógrafo, además de captar la atención de la prensa durante los casi tres meses de testimonios en el tribunal donde asistía al juicio de “El Chapo” Guzmán.

Emma se casó con “El Chapo” inmediatamente que cumplió la mayoría de edad, pese a que él era 35 años más grande que ella. En 2011, tuvieron a las mellizas María Joaquina y Emaly Guadalupe en Atelope Valley, en California, lugar donde residen.