Hija de Biby Gaytán se somete a radical cambio de look y su hermana afirma: ‘Está brutal’

facebook

twitter

whatsapp

Email

Los fieles admiradores de Ana Paula aplaudieron su corte de cabello, llenándola de piropos

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Hace unas semanas, Ana Paula causó revuelo por hablar abiertamente del proceso que comenzó para bajar de peso y el cual le costó mucho trabajo, volviéndose tendencia; pero ahora, la hija de Biby Gaytán acaparó una vez más la atención tras someterse a radical cambio de look y mostrarlo en redes sociales.

A través de su cuenta oficial de Instagram, la joven compartió una serie de imágenes en las que mostró a detalle el corte de cabello que se realizó, en el que luce un corte bob con un pequeño fleco. “Bang bang”, fue la descripción que le dio a la publicación.

En cuestión de horas, la segunda hija de Biby Gaytán y Eduardo Capetillo consiguió miles de ‘Me gusta’ e infinidad de mensajes por parte de sus seguidores, quienes destacaron que con el estilo que sea siempre se ve hermosa e incluso algunos señalaron que así se parecía más a su famosa mamá y a Blancanieves, princesa de Disney.

“Qué bonita te ves, cualquier corte te queda increíble”, “Me encanta, guapísima”, “Preciosa, tu look está padrísimo, muy francés”, “Qué lindo te queda”, “Pareces Blancanieves”, “Qué linda”, “Por un momento pensé que no eras tú”, fueron algunos de los mensajes que recibió Ana Paula Capetillo , quien en sus historias se comparó con 'Alice Cullen', personaje de la saga Crepúsculo.

Sin embargo, la reacción que más llamó la atención fue la de su hermana menor Alejandra, quien pasa una temporada en Madrid, España. La influencer no solo se sumó a los miles de ‘Like’, también destacó lo impresionada que quedó con el cambio de look y afirmó: “Está brutal, de verdad brutal”.

La transformación de la hija de Biby Gaytán se dio, luego de que la joven reveló en su canal de YouTube que lloró por algunos días cuando comenzó a bajar de peso, ya que se le dificultaba hacer ejercicio diario.

“Las primeras semanas fueron muy difíciles, hacerme como a estos nuevos hábitos me costó trabajo, el levantarme temprano para ir al gimnasio, había días que lloraba en el baño porque estaba muy cansada y no quería ir al gimnasio, fue muy difícil hacer el cambio… Solo fue una semana o dos, luego el cuerpo se acostumbra”, indicó.