Humberto Zurita se sincera sobre las causas de la muerte de su esposa Christian Bach

facebook

twitter

whatsapp

Email

El actor habló como pocas veces de cómo reaccionó la familia al enterarse de la enfermedad de la actriz

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Desde hace dos años, Humberto Zurita se ha mostrado siempre sincero respecto a sus sentimientos y lo difícil que ha sido sobrellevar la ausencia de la mujer con la que compartió más de tres décadas de matrimonio, su esposa Christian Bach, quien falleció el 26 de febrero de 2019 por causas que aún siguen siendo un misterio.

Aunque tras el sorpresivo anunció del fallecimiento de la actriz a los 59 años de edad trascendió que habría sido a causa de una insuficiencia respiratoria, ni el patriarca de la familia, ni los hermanos Zurita han especificado la enfermedad que le arrebató la vida a la estrella argentina.

En una de sus entrevistas más sinceras, el actor habló con Mara Patricia Castañeda sobre la razón por la que su esposa jamás quiso hacer público el padecimiento que la aquejó y que, como parte de la promesa familiar que hicieron, ninguno de los integrantes destapará bajo ningún motivo.

"Cuando ya supimos que estaba enferma, dijo: ‘Esto es aquí, aquí se queda y así se quedará siempre’. Es respetar la decisión que ella tomó y el amor que le tenemos mis hijos y yo, somos una tumba. No hay más, se murió y punto", destacó el padre de Emiliano y Sebastián Zurita.

El intérprete de 'Epifanio Vargas' en 'La reina del sur' recordó a su esposa como una mujer fuerte, inteligente, adelantada en todos los sentidos a su época, quien, desde el descubrimiento de su enfermedad tuvo claro que no se convertiría en un tema mediático.

"A Christian no le interesaba hacer un circo ni de su enfermedad, ni de su muerte, ni de nada. Ella siempre fue una persona muy congruente con su vida, una persona muy inteligente. Me dicen: ‘¿Qué era lo que más le gustaba a Christian?’. Y era su inteligencia. Esa sí era una mujer empoderada, adelantada a su tiempo en ese sentido", recordó.

Durante la plática, Humberto Zurita recordó la mezcla de sentimientos que lo invadieron tras la muerte de su esposa pues, dijo, no podía entender como una mujer tan fuerte, sana y bella había partido tan joven. Habló también del proceso en el que experimentó tristeza, indignación y reproches a la vida.

"Me enojé con todo lo divino. Es cuando digo: ‘La naturaleza es cruel’. Hoy lo veo como… en una gran época de mi vida estudié mucho a los existencialistas franceses y creo en lo que Jean Genet decía sobre la inversión de los valores: uno tiene esa capacidad de que, si la vida es cruel, le pongas un tulipán. Pienso: ‘¿Por qué se tenía que morir Christian? Tan joven, tan bella’, y puedo hacer una metáfora de eso: a lo mejor Dios es ese gran cazador que está esperando y nosotros somos sus sabuesos, y a él no le importa la presa, sino la angustiosa búsqueda, y luego te suelta. Pero es un jardinero, y de su jardín, egoístamente, cortó la mejor flor; se llevó a la mejor flor que tenía, nomás que a mí me jodió y a mis hijos se llevó lo más lindo; no la dejó envejecer, no dejó que esa flor se marchitara y eso está padre".