Justin Bieber tiene paralizada media cara; estremece con súplica

El cantante reapareció en redes sociales tras cancelar conciertos
Por: Paulina Flores
Lead
Getty Images
Justin Bieber tiene paralizada la mitad de la cara; estremece con súplica
LITE
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Justin Bieber reapareció a través de un estremecedor video en su cuenta oficial de Instagram para revelar que la razón de la cancelación de varios de sus shows se debe a que fue afectado por un fuerte virus que le provocó que la mitad de su cara se paralizara.

"Quería darles una actualización de lo que está sucediendo. Obviamente, por lo que ustedes pueden ver en mi cara, tengo este síndrome llamado Ramsay Hunt, es por este virus que ataca el nervio en mi oreja y mis nervios faciales y ha causado que mi cara tenga parálisis. Como pueden ver, este ojo no está parpadeando, no puedo sonreír con este lado de mi cara, esta fosa nasal no se mueve", explicó.

El canadiense de 28 años se dirigió a los fans que esperaban verlo en el escenario resaltando la gravedad de lo que está viviendo, pidiendo empatía pues su cuerpo necesita de descanso para recuperarse.

"Así que para aquellos que están frustrados por las cancelaciones de mis próximos shows, sólo estoy, obviamente, físicamente no capaz de hacerlos. Esto es bastante grave, como pueden ver. Desearía que no fuera el caso, pero obviamente mi cuerpo me está diciendo que tengo que calmarme", compartió.

Además de revelar parte de su rehabilitación, Justin Bieber agradeció las muestras de cariño y estremeció al lanzar fuerte súplica a sus seguidores.

“Los amo, gracias por ser pacientes conmigo, me pondré bien y haré los ejercicios faciales que me han recomendado para que mi rostro vuelva a su apariencia normal. Los amo y por favor, manténganme en sus oraciones", publicó.

¿Qué es el síndrome de Ramsay Hunt?

De acuerdo con CNN, el llamado síndrome de Ramsay Hunt es causado por el mismo virus al que se le atribuye la varicela zoster y el herpes zóster, mismo que, si se tuvo en algún momento de la infancia, puede permanecer en el cuerpo y tiempo después reactivarse, desatando un raro trastorno neurológico que afecta un nervio en la cabeza cerca del oído interno.