Kimberly Loaiza es víctima de robo plena pandemia: “Se metieron a nuestra casa”

facebook

twitter

whatsapp

Email

La influencer también reveló que tras el robo del que fue víctima, decidió regresar a vivir con su expareja Juan de Dios Pantoja

Hace unos días, Kimberly Loaiza compartió una serie de tuits con los que alarmó a sus seguidores, pues en repetidas ocasiones aseguró tener miedo. Sin embargo, fue hasta ahora que reveló que fue víctima de robo en plena pandemia, pues varios sujetos entraron a su casa.

Fue a través de un video que publicó en su canal de YouTube que la influencer contó que mientras estaba en Acapulco, en medio del confinamiento por el Covid-19, tuvo que regresar a la Ciudad de México, pues sus vecinos le reportaron que la puerta de su cochera estaba abierta.

“Quiero que quede una evidencia pública por si algo nos llega a pasar (...) Los vecinos se dieron cuenta que una puerta de nuestra cochera estaba abierta y le llamaron a la policía. Nos llegó esa información y regresamos a Ciudad de México, nos encontramos con una terrible sorpresa, la sorpresa es que se metieron a nuestra casa los días que estuvimos fuera”, contó en su canal el pasado 13 de mayo.

Además, mencionó que entre las cosas que le robaron se encontraban objetos de valor, así como las cámaras de seguridad de su hogar, por lo que prácticamente era imposible saber cuántos y quienes ingresaron a su casa.

“Se robaron muchas cosas, entre ellas, la caja fuerte, dinero, joyas, muchos documentos. Se llevaron los DVR de las cámaras, o sea, donde están todas las grabaciones que las cámaras han hecho, por lo que no pudimos revisar quién fue”, precisó poco antes de mostrar cómo había encontrado su casa tras el robo.

Ante lo sucedido y el miedo que le invadió, Kimberly Loaiza declaró que regresó a vivir con su expareja Juan de Dios Pantoja, pues teme por su integridad y la de su hija.

La verdad para ser muy sincera: tengo miedo. Yo a esa casa no pienso volver (...) Se está haciendo una investigación, pero es algo que nunca nos había pasado. Nos tuvimos que juntar por la seguridad de nuestra hija y de nuestra familia (…) Antes de que les llegue la información manipulada como siempre, en este mismo lugar está Juan, yo no le puedo prohibir que mire a su hija. En Acapulco le pedí de favor que me diera unos días, donde de plano no nos vimos para nada y sé que le dolió mucho no ver a su hija, pero legalmente, yo no se lo puedo prohibir (…) Se los cuento para que vean que no hay nada qué ocultar”, sentenció.