Luis Roberto Guzmán habla por primera vez del asesinato de su papá: “Soy huérfano de padre”

facebook

twitter

whatsapp

Email

En entrevista con Mara Patricia Castañeda, el actor habló de la difícil situación que vivió en su infancia

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Luis Roberto Guzmán, a quien recientemente vimos protagonizar ‘La Mexicana y el Güero’, compartió uno de los difíciles momentos que enfrentó con su madre y hermano durante su infancia en su natal Puerto Rico.

En entrevista con Mara Patricia Castañeda, el galán de telenovelas habló como nunca de su padre, quien fue asesinado cuando él apenas tenía seis años de edad.

"Mi padre fue asesinado cuando yo tenía seis años, soy huérfano de padre, somos realmente dos hermanos de padre y madre y tengo tres medios hermanos de parte de mi padre. Mi padre dejó huérfanos a cinco", contó.

Luis Roberto, quien dijo lleva los nombres de su padre y su madre, recordó y reconoció la labor que su madre hizo por sacar adelante a dos jóvenes tras el lamentable fallecimiento de su papá: "Mi madre una mujer una licuadora que realmente se echo a los hombros a dos hombres, unos de 15 y uno de 10".

Sobre la manera en la que le arrebataron la vida, el actor habló sobre el proceso por el que su padre pasó para lograr emprender su propio negocio el cual no pudo ver prosperar pues fue asesinado durante una pelea en un bar.

"Se vivió ciertamente algunas carencias económicas luego del asesinato de mi padre. Mi padre era técnico de radiología, rayos x, él estaba montando su propio negocio y rentó un espacio, lo habilitó, se endeudó comprando las máquinas y luego le negaron el permiso y él seguía con la lucha... cuando le dan el permiso, se va a celebrar con cinco amigos, le gustaba el trago, en un bar, creo que llegaron medio tomados, le querían cobrar de más, hubo una discusión y ahí fue asesinado", contó.

Sobre cómo enfrentó la noticia, Luis Roberto Guzmán reconoció que poco recuerda de aquel momento por su corta edad, sin embargo, dijo, su hermano y su madre sí fue una fuerte experiencia.

"Ellos (mi madre y mi hermano) sí llegaron a ir al hospital y verlo en esas condiciones, yo no. Yo me levanté en la madrugada y no había nadie y de ahí sólo me acuerdo llegar al funeral", recordó.