Maki reacciona ante los motivos que dio Juan Soler sobre su separación

facebook

twitter

whatsapp

Email

La esposa de Juan Soler, Maki, dejó claro que pese a la separación no se considera aún el divorcio

Luego que Juan Soler revelara los verdaderos motivos de la separación con su aún esposa Maki , es la propia actriz quien confirma que la distancia que hay entre ellos, al vivir ella en Estados Unidos y él en México, provocó el replantearse la relación, pero esto no quiere decir que ya tengan en sus planes el divorcio.

“Yo te puedo hablar por mí, yo no sé Juan las versiones que ha hecho, lo que ha dicho, no sé si lo agarraron en sus 5 minutos (…), pero divorciándonos, no, no estamos divorciándonos. Sí estamos separados y sí está resultando un poquito más complicado de lo que creíamos, no en el sentido entre nosotros, porque Juan es mi familia, yo lo amo, él me ama, y a veces es difícil entender”, explicó la presentadora al programa De Primera Mano .

La también modelo afirmó que hasta el momento no hay una reconciliación, pero aprovecharán este tiempo “para ver si nos extrañamos, a ver si componemos las cosas que no están bien, a ver si llegamos a un acuerdo en lo que estamos en desacuerdo, y en ese tiempo ver si quiere continuar, si te das cuenta que el proyecto de vida es diferente”.

Ante ello, no descarta la posibilidad de una separación definitiva y que en un futuro Juan comience una relación amorosa con otra mujer.

“Yo siempre voy a estar para Juan (…) así el día de mañana salga con otra persona, esa persona va a ser parte de mi familia, porque yo pienso así, soy un poco más abierta en ese sentido, vengo de padres divorciados, sé lo que es ser hijo de padres divorciados y tener que convivir con las parejas de tus respectivos papás”, opinó.

Pese a que Soler comentó que Maki no quiso vivir en México, la conductora explicó que el quedarse en Miami fue una decisión de ambos.

“Nosotros vivimos en una isla, las niñas van a una escuela pública, van y vienen caminando, tienen todas sus amigas, tenemos 7 años viviendo aquí (Estados Unidos), hacen sus deportes, su vida y estabilidad están aquí, ellas no se enteran de las cosas que están pasando, así las mantenemos en su mundo y las respetamos de esa manera", aclaró.

En diciembre de 2003, Juan y Maki se casaron en Acapulco, Guerrero y en noviembre de 2018 anunciaron su separación. Dentro del matrimonio, procrearon dos niñas, Mía de 14 años y Azul de 12.