Maky habla sobre el uso del apellido Soler: "es un honor llevarlo, pero ya no corresponde”

facebook

twitter

whatsapp

Email

La actriz destacó que jamás le incomodó seguir usando el nombre de casada tras su separación

A casi dos años de su separación, el apellido sigue siendo tema de conversación entre Juan Soler y Maki, quien, aunque en junio pasado aclaró que conservaba el nombre de casada por cuestiones especificas de redes sociales, reiteró que llevarlo jamás le incomodó.

Y es que luego de que el protagonista de La mexicana y El güero destapó que fue él quien le pidió ajustar su nombre, la también actriz destacó la excelente relación que mantiene con el padre de sus hijas y descartó que se haya quitado el apellido porque le molesta que la gente la siga vinculando con el argentino.

“Es el apellido de mis hijas, es el apellido de Juan, es una persona que yo quiero, yo admiro, al contrario, es un honor llevar ese apellido, pero ya no corresponde”, respondió a un programa de espectáculos.

Maky explicó además que la gente ya la ubicaba con ese nombre y que al inicio de su carrera decidió ajustarlo porque sus apellidos son difíciles de pronunciar.

“En realidad a mí no me molestaba llamarme Soler, porque la gente ya me ubicaba. Antes de estar con Juan era Maky, porque mi apellido es Moguilevsky, mi nombre es Magdalena Moguilevsky Hojean, entonces era como muy complicado”, apunto.

“Ahora me lo hubiera dejado, pero en esos tiempos, hace 25 años, me dijeron no pues Moguilevsky está muy difícil, bueno dije ‘Maky’, luego conocí a Juan y adapté el Soler, y ahorita pues volvió el Maky”.

El tema del apellido está sonando desde junio pasado cuando, ante la insistencia de los internautas, Maki aclaró en varias historias que seguía en redes sociales con el Soler porque las oficinas de Instagram estaban cerradas a consecuencia de la pandemia.

“No me gusta dar explicaciones, pero parece que tengo qué, ¡Qué horror! Uso el apellido Soler porque al tener mi cuenta verificada en Instagram no me deja cambiar el nombre de usuario tan fácilmente. Las oficinas (de Instagram) están cerradas, yo no soy buena con la tecnología y la verdad que no me molesta”, dijo en aquella ocasión.