Mariana Echeverría revela la dificultad que vive a sus cuatro meses de embarazo

facebook

twitter

whatsapp

Email

La conductora hizo énfasis en los cambios que ha tenido su cuerpo en estos cuatro meses de embarazo

A principios de abril, Mariana Echeverría anunció su embarazo y desde esa fecha no ha dejado de presumir en redes sociales detalles de esta nueva etapa en su vida; pero ahora llamó la atención al revelar la complicación que ha tenido en los últimos días.

A través de su cuenta oficial de Instagram, la conductora indicó que sufre por la hinchazón de los pies, mostrando una imagen de cómo lucen sus extremidades. “Pies hinchado en el embarazo qué hacer (…) Ya no supe qué decir, pero todo bien”.

En otra historia de su perfil personal, Mariana Echeverría indicó que se comunicó con su ginecólogo para ver qué podría estar causando el malestar y que todo quedó resuelto.

“Oigan vi sus mensajes en Instagram, muchas gracias sí ya hablé con mi ginecólogo. La presión está muy bien, hay que bajarle a la sal y seguir los consejos, pero nada grave”, detalló.

Al mismo tiempo que habló de la dificultad que está viviendo a sus cuatro meses de embarazo, Mariana Echeverría cautivó a sus seguidores al mostrar su pancita en una fotografía donde lució un traje de baño y la cual acompañó con un mensaje sobre los cambios físicos que ha tenido su cuerpo.

Los cambios en nuestro cuerpo durarán 9 meses, pero la grandeza de ser mamá durará para toda la vida. Acepta esos cambios, ámalos, y démonos cuenta que durante esos meses nuestro cuerpo tiene 2 cabezas, 4 manos, 4 piernas y dos corazones con diferentes latidos”, afirmó.

Mariana Echeverría espera su primer bebé al lado de su esposo Óscar Jiménez, futbolista del Club América. Fue el 8 de abril pasado, que la pareja anunció el embarazo con tiernas imágenes en Instagram: “Ya vengo en camino!!!! Sé que tú y mi papi deseaban mi llegada con todo su corazón y sé que soy el resultado de ese amor tan grande que ustedes se tienen. Me siento muy feliz de saber que pronto en unos mesesitos más, si Dios quiere, podré sentir por primera vez sus abrazos rodeando mi cuerpecito, no tengan miedo de agarrarme, aunque esté pequeñito, Dios les dará sabiduría para cuidarme”.