Relatan cómo fueron los últimos momentos de vida de Selena Quintanilla

facebook

twitter

whatsapp

Email

En un programa de televisión revelaron que la última llamada telefónica que recibió la ‘Reina del Tex-Mex’ fue de su esposo

Hace 24 años, Selena Quintanilla fue asesinada a quemarropa por Yolanda Saldívar, presidenta de su club de fans, en un motel de Corpus Christi, Texas. Pese al paso de los años, la llamada ‘Reina del Tex-Mex’ sigue siendo recordada por sus seguidores y ahora un medio de comunicación relató cómo fueron los últimos momentos de vida de la cantante.

El programa ‘Un Nuevo Día’ narró que la mañana del 31 de marzo de 1995, como pocas veces, la intérprete de ‘Como la flor’ prefirió ausentarse del estudio de grabación, al que acudía todos los días, y de su tienda boutique, para encontrarse con Yolanda Saldívar.

Indicaron que la estrella recorrió la calle Molina en Corpus Christi a bordo de su Porsche rojo para reunirse a las nueve de la mañana con la presidente de su club de fans en el motel Days Inn, para acompañarla al médico para una revisión por una supuesta agresión sexual.

Poco más de una hora después, Selena Quintanilla y Saldívar regresaron al hotel, donde se hospedaron en la habitación 158, donde las mujeres comenzaron una fuerte discusión por las finanzas de la compañía que la cantante le había encargado a quien era, presuntamente, su más grande admiradora.

De acuerdo con Irasema Torres, el alegato no terminó y en punto de las 11:48 de la mañana, ya cuando la intérprete se disponía a abandonar el lugar, Yolanda Saldívar le disparo con un revolver por la espalda. Pese a la herida que tenía, la artista todavía logró caminar unos metros y llegar al lobby del lugar, donde pidió ayuda y dijo sus últimas palabras: “Yolanda Saldívar, habitación 158”.

A los pocos minutos llegaron los servicios médicos y aunque fue trasladada a un hospital a la 13:05 de la tarde, se informó que Selena Quintanilla había muerto tras el impacto de bala. Uno de los detalles poco conocidos de ese día fue que la última llamada que recibió la cantante fue de su esposo Chris Pérez, quien le preguntó ‘dónde estaba’, ya que la estaban esperando para ensayar y grabar algunos temas.