Ver video

Silvia Pinal conoce a su primer nieto varón: Así fue el encuentro entre la actriz y Apolo

facebook

twitter

whatsapp

Email

La primera actriz se mostró entusiasmada al momento de cargar por primera vez a su nieto Apolo

Desde que Silvia Pinal supo que su primer nieto varón había llegado al mundo se mostró entusiasmada con la noticia, razón por la que, en compañía de su hijo Luis Enrique Guzmán, acudió al hospital para conocer a Apolo.

La encargada de develar el primer encuentro entre la primera actriz y su nieto fue Mayela Laguna, esposa de Luis Enrique, quien a través de su perfil de Instagram compartió una fotografía de Silvia cargando al bebé.

“Con su GRAN ABUELA Doña Silvia Pinal”, fue el mensaje que escribió Mayela al pie de su publicación, la cual se llenó de tiernas dedicatorias de sus amigos y familiares.

Por otro lado, Luis Enrique Guzmán compartió con la prensa que su mamá “está vuelta loca” con la llegada del bebé, quien al parecer heredó una de las características físicas de la diva del cine mexicano.

"Mi mamá está vuelta loca, porque ella y yo compartimos una señal, que son las orejas pegadas. Mi mamá tiene las orejas pegadas, yo las tengo y resulta que Apolo también tiene las orejas pegadas", dijo el productor a un programa de espectáculos.

Asimismo, reveló que Silvia Pinal quiso ser la primera en conocer a su hijo, razón por la que la llevó al hospital en cuanto pudo.

Apolo Alejandro nació el pasado 30 de agosto en la Ciudad de México alrededor de las 9 de la mañana. El pequeño el fruto de la relación que mantiene Luis Enrique Guzmán con Mayela Laguna desde hace algunos años.

Apolo es el tercer hijo de Luis Enrique, pues el músico ya es padre de Shersa y Giordana, quienes, dice, serán como dos madres para su retoño.

"Mis hijas, que son sus hermanas, también traen ese instinto (maternal) y ya mueren por cuidarlo. De alguna manera están siendo madres, porque ya una tiene 29 y la otra tiene 27 (años), entonces más que hermanas van a ser como madres de mi hijo", agregó.

Luis Enrique también mencionó que, aunque Apolo Alejandro nació con 34 semanas y media de gestación, no ha tenido ningún tipo de complicación en su salud. Incluso, indicó que no hubo necesitad de tenerlo en terapia intensiva.

"Mi hijo nació de 34 y media semanas, entonces está muy fuerte, no ha necesitado ni oxígeno ni terapia intensiva, bendito sea Dios (…). Lo ponen es la cuna radiante, no le quieren decir incubadora, porque no tiene ni oxígeno, ni tiene tubos ni tiene asistencias de ningún tipo", sentenció.