Tragedia en Miami

Getty Images

Sobrevivientes del derrumbe en Miami; conoce sus sorprendentes historias

facebook

twitter

whatsapp

Email

El accidente ocurrió la madrugada del pasado jueves 24 de junio y hasta el momento se reportan más de 100 personas desaparecidas

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

La madrugada del pasado jueves 24 de junio, una torre de departamentos se derrumbó inesperadamente en el área de Surfside, en Miami, Florida.

El saldo inicial, publicado la mañana del viernes siguiente, fue escalofriante, pues se reportó la desaparición de 150 personas, entre residentes y visitantes de aquel edificio conformado por 80 viviendas, cercano al paradisíaco mar de la ciudad, y la muerte de una persona.

Sin embargo, con el paso de los días se han confirmado 11 víctimas fatales, en su mayoría de origen hispano. Sin embargo, la búsqueda por encontrar a los desaparecidos continúa por parte de autoridades y rescatistas, ya que se han podido rescatar a algunos inquilinos, así como conocer la historia de residentes que milagrosamente no estuvieron esa noche en la tragedia y otros que lograron salir a tiempo.

Tal es el caso de Erick De Moura e Ileana Monteagudo, residentes que sobrevivieron y quienes narraron qué fue lo que pasó aquella madrugada.

De Moura, residente del edficio y de origen brasileño, dijo en entrevista con la agencia Reuters que está vivo gracias a la insistencia de su novia.

Ese jueves por la noche, el hombre de 40 años de edad fue a casa de su novia, ubicada en Miami Beach, para cenar con unos amigos y ver un partido de futbol de la Copa América. Al término, su pareja insistió en que pasara la noche con ella y no regresara a su vivienda en Surfside.

"Fue solo por Dios, para mí esto es un milagro", expresó De Moura, quien a la mañana siguiente se enteraría del derrumbe que aconteció en su ausencia.

Por su parte, Monteagudo, una mujer cubana que vivía en el sexto piso, dijo a Telemundo que al escuchar un extraño ruido se despertó a la 1:30 a.m., hora en la que estima que ocurrió el colapso, y decidió salir del edificio por la escalera de incendios, guiándose por la linterna de su celular.

"Algo por dentro me dijo: 'Tienes que correr' (...) Yo siento un ruido ensordecedor, espeluznante y dije: 'el edifico se está desplomando', mi miedo era que siguiera un efecto dominó y me aplastara a mí también", dijo la mujer, quien también asegura que está segura que un milagro la salvó, pues al intentar escapar se encontró con un impedimento.

"Cuando yo estaba allá arriba, me di cuenta de que había un abismo de más de un metro para tocar tierra firme que yo no podía saltar, entonces, miro hacia la izquierda y Dios me había puesto un escombro. Cuando pongo mi pie, siento que aguanta mi peso, di una zancada y llegué a la calle", relató.

No obstante, a pesar de estas historias esperanzadoras, la búsqueda no ha terminado y continúan las labores por encontrar a más sobrevivientes entre los pesados escombros que permanecen tras la caída del edificio que estuvo de pie por más de 40 años y cuyo desplome aún sigue siendo investigado por las autoridades pertinentes.