Tras retirarse implantes de seno, Thalí García hace fuerte revelación: “Pude haber perdido la vida”

facebook

twitter

whatsapp

Email

La actriz reveló que a causa de la Enfermedad por los Implantes Mamarios casi pierde la vista y sus senos tuvieron que ser reconstruidos

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

A través de redes sociales, Thalí García ha dado muestra de fortaleza y amor propio al mostrarse completamente al natural luego de que se retiró los implantes de seno tras presentar graves síntomas relacionados con la Enfermedad por los Implantes Mamarios.

La actriz, conocida por su trabajo en producciones como ' El Señor de los Cielos' y 'Un poquito tuyo' se sinceró en Exclusiva con Las Estrellas sobre los estragos que le dejó la cirugía estética a la que se sometió hace una década orillada un poco por la presión social y lo que, dijo, vio como una necesidad para su carrera artística.

Inspirada por la experiencia que Michelle Renaud hizo pública hace un año, Thalí tomó la decisión de someterse a una cirugía para remover los implantes en la que, contó, casi pierde la vida.

"Mi cirugía se complicó, estuve 7 horas en el quirófano, cuando me abrieron se dieron cuenta además que uno de los implantes estaba mal colocado, estaba al revés, incrustado en la caja torácica, o sea realmente pude haber perdido la vida", narró.

Entre las secuelas que le dejó la Enfermedad por los Implantes Mamarios, detalló, está también retención de líquidos, problemas con tiroides, sistema inmunológico débil, memoria difusa y casi pierde la vista en uno de sus ojos.

Además, la estrella de televisión de 30 años de edad habló de las secuelas que este difícil proceso le ha dejado no sólo en la parte física porque aunque cuenta con el apoyo de su pareja, destacó, aún no logra restablecer al cien su autoestima.

"Tenía mucho miedo de cómo iba a quedar después de, y la verdad es que es un proceso en el que yo todavía no he salido. Para mí a sido muy difícil, mis cicatrices no son chéveres, a mí realmente me reconstituyeron los senos, no gozo de buena cicatrización, es algo que todavía como que me cuesta trabajo", compartió.

La batalla contra las secuelas de esta enfermedad silenciosa sigue para Thalí, tanto físicas como internas pues, detalló, continúa encontrando crueles juicios en redes sociales de personas que la siguen más por lo que creían que era que por lo que en realidad es su esencia.

"Sí siento en las redes sociales me han juzgado muchísimo, todo el tema físico, de haber subido de peso. Como que mi lucha interna es de 'oye, pero yo no he cambiado' pero darme cuenta que sí, quizá, la gente que me sigue esperaba algo de mí que no soy necesariamente. Al final es un tema personal, yo soy la que tengo que terminar de convencerme de que por algo tenía que vivir todo este proceso, todavía no la estoy pasando bien pero lo voy a conseguir", concluyó.