Biografía de Vicente Fernández, quien murió a los 81 años de edad

Con más de 70 millones de discos vendidos, Vicente Fernández se convirtió en un referente de la música alrededor del mundo
Por: Fabricio Martínez
Lead
Chente.png
LITE
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Tras permanecer hospitalizado en el Country 2000 de Guadalajara a causa de una caída que le dejó una fuerte lesión en la columna cervical, Vicente Fernández falleció a los 81años de edad.

La noticia fue confirmada por la familia a través de la cuenta oficial del cantante: "Fue un honor y un gran orgullo compartir con todos una gran trayectoria de música y darlo todo por su público. Gracias por seguir aplaudiendo, gracias por seguir cantando".

En la publicación se dio a conocer que el deceso ocurrió la madrugada de este 12 de diciembre de 2021 a las 6:15 dde la mañana.

“Mientras ustedes no dejen de aplaudir, yo no dejo de cantar, al cabo que esta es la última noche que canto”, dijo Vicente Fernández aquel 16 de abril de 2016, cuando tomó la decisión de retirarse del escenario, el mismo que ese día retumbó en el Estadio Azteca por los cariñosos aplausos de 85 mil personas agradecidas por los más de 50 años de carrera que les había entregado, los cuales llegaron a su fin con la muerte del "Charro de Huentitán".

“Mi vida es cantar, pero hay que tener talento hasta para decir me voy antes que alguien tenga que subirme a un escenario para ayudarme. Ya no es justo para el público causarles una decepción (física), es por ello que lo preferí ahora que me siento igual de fuerte que cuando tenía 40 años”, comentó el cantante en una entrevista con Gustavo Adolfo Infante .

Fernández también aclaró en ese entonces que este retiro solo era de las presentaciones en vivo, ya que desde el lanzamiento de su primer álbum en la década de los 60, el “Ídolo de México” no dejó de trabajar en sus grabaciones de estudio, los cuales van desde aquellos con las más icónicas canciones de José Alfredo Jiménez, hasta reversiones de clásicos de tango.

Con más de 70 millones de discos vendidos, Vicente trabajó material para al menos 20 producciones discográficas más, listas para que en un futuro sean escuchadas: “Tengo más de 100 álbumes en el mercado y he grabado más de 300 canciones que aún no se han dado a conocer. Mi vicio es cantar”, dijo a través de la discográfica Sony Music.

“Es un ídolo en México, es el rey de la música ranchera. Su trayectoria ha traspasado las fronteras, no solamente en Estados Unidos, sino en todo el mundo. Hablar de Vicente Fernández, es hablar de estadios y conciertos llenos donde la gente no deja de aplaudir y corear todas sus canciones. Del artista que mientras el público no deje de aplaudir, él no dejará de cantar”, comentó Juan Carlos Chiñas “El Zorro”, conductor de Bandamax y Notibanda, a Las Estrellas.

“Chente” –como cariñosamente le llamaron sus fans- nació el 17 de febrero de 1940 en el pueblo de Huentitán El Alto, Jalisco, México. Hijo del ranchero Ramón Fernández y el ama de casa Paula Gómez de Fernández a quien le contaba su anhelo por ser cantante.

Su infancia e inicios en la música

“Desde lo que puedo recordar, cuando yo tenía 6 o 7 años, iba a ver las películas de Pedro Infante y le decía a mi mamá ‘cuando yo crezca voy a ser como ellos’”, recordó en su sitio web.

A los 8 años recibió una guitarra, la cual rápidamente aprendió a tocarla y comenzó a estudiar música folclórica. A los 14, entró a un concurso amateur en Guadalajara, donde ganó el primer lugar. En 1954 empezó a tocar localmente en restaurantes y bodas, para grupos de familiares y amigos.

“Cuando comencé mi carrera, un día en León, Guanajuato, salí a cantar y después de la tercera canción, me piden que ya me saliera, paré el mariachi y le dije al público: ‘Este señor que está aquí es el empresario y me está diciendo que me vaya, pero yo no vivo del empresario sino de ustedes, entonces si quieren que me vaya, me voy o si quieren que cante… y ahí salió la frase ‘mientras ustedes sigan aplaudiendo, yo no voy a dejar de cantar hasta que desquiten lo que pagaron’ y me quedé”, platicó hace años en el programa de “En compañía de…” .

A principios de 1963, Paula, su madre, murió de cáncer a los 47 años de edad, resultando un golpe muy fuerte para el intérprete de música vernácula: “Lo que más me ha marcado es la pérdida de mi madre”, expresó en entrevista para “En compañía de…” . De hecho, siempre los recordaba y dedicaba sus pensamientos.

Cuquita, su amor eterno y la familia

A finales de ese mismo año, se casó con María del Refugio Abarca Villaseñor, mejor conocida como “Cuquita”, a quien conoció en una visita que hizo a Jalisco y según reveló la "chaparrita caderona” como la llama, fue amor a primera vista y tras conquistarla le pidió ser novios.

“Me dijo que el domingo me decía y cuando llegó el día me dijo que sí", recordó a la revista ¡Hola!

Enhancement
Instagram de Vicente Fernández
Vicente Fernández

Después de ser un “novio ausente” y ante otros jóvenes que la pretendían, decidió que no dejaría escapar a su amor.

"Te doy 10 minutos para que lo dejes porque tú y yo nos casamos el 27 de diciembre", comentó a dicha publicación en 2015, donde narró que el enlace se realizó en una ceremonia sencilla.

Pronto la pareja tendría cuatro hijos: Vicente, Gerardo, Alejandro y Alejandra. A punto de cumplir 56 años de casados, cuentan con 11 nietos.

Vicente Fernández canta en familia

“Si volviera a nacer, volvería a buscar a Cuqita de nueva cuenta para casarme con ella porque ha sido mi mujer, mi hermana, mi madre, confidente. Todo el mérito de mis hijos es de ella porque yo nunca tuve el tiempo de llamarles la atención. No gocé a mi familia ni a mis nietos”, expresó en el show "En compañía de" .

Ya estable en su vida personal, Vicente continuaba en búsqueda del sueño de ser consagrarse con cantante y tras la muerte del bolerista Javier Solís, en 1966 logra un contrato discográfico que le dio sus primeros éxitos radiofónicos: “Tu camino y el mío”, “Perdóname” y “Cantina del barrio”.

El legado cinematográfico

A la par incursionó en el cine en 1971 en la cinta “Tacos al carbón” y años después protagoniza su primer hit cinematográfico, “La Ley del Monte” al que le siguieron: El albañil (1975), El arracadas (1978), Picardía Mexicana (1978), Como México no hay dos (1981), El sinvergüenza (1984), El macho (1986) El cuatrero (1989) y Mi querido viejo (1991), entre otras, filmando un total de 32 historias.

“No fueron producciones solamente mías. Fue el 50% con el mejor productor que hubo en este país que se llamó Gregorio Vargas y con él aprendí todo lo del cine y la televisión con Raúl Velasco”, comentó a Gustavo Adolfo Infante .

"Vicente es parte de la cultura mexicana. Me ha tocado estar en Colombia y la gente ubica a los mexicanos por las películas que hizo don Vicente allá", contó en exclusiva a Las Estrellas , el cantante Christian Nodal, quien lo considera como el mejor intérprete de la música mexicana.

En 1976, el compositor Fernando Z. Maldonado compuso una canción con una temática diferente, en donde describió a un hombre macho que acepta su culpabilidad en una relación sentimental: “Volver, volver”, que se convirtió en un himno de la música ranchera.

"El Charro de Huentitán" en el mundo

De ahí su éxito fue incrementando: En 1977 recibió en Brownsville, Texas la distinción de “Mister Amigo”; tres años después colocó los éxitos: “De Qué Manera te Olvido” y “Sentimental y Ranchero”, logrando que se le nombrara el “Ídolo de México” para más tarde reunir a más de 54 mil personas en la Plaza de Toros México en un inolvidable concierto realizado el 15 de septiembre de 1984.

Su fama llegó a nivel internacional al ser comparado con el mismo Frank Sinatra: “El mexicano Vicente Fernández es el Sinatra de la música ranchera. Es el cantante supremo; el hombre que hizo las cosas a su manera”, se leía en el titular del periódico nacional 'The Houston Chronicle', que anunciaba concierto en el histórico Hofheinz Pavilion en otoño de 1991.

Los éxitos siguieron en la década de los 90 con “Aunque me Duela el Alma” (1995) y “Me Voy a Quitar de En medio” (1998), el tema de la popular telenovela, “La Mentira”. Además, recibe una estrella en el “Paseo de la Fama de Hollywood” y lo incluyen en El Salón de la Fama de la revista 'Billboard'.

"Es un icono en la música regional y, sobre todo, con el mariachi. Es muy importante por el simple hecho que le trascendió después de Pedro Infante y a la par de Antonio Aguilar. Ha influido desde que estábamos chicos en películas, radio, corridos y en mis shows me aviento tres canciones de él haciendo un pequeño homenaje", reconoce Francisco "El Gallo" Elizalde para Las Estrellas.


“Cuando develé la estrella en Hollywood me acompañó Juan Gabriel y otra gente que quiero mucho como Alberto Vázquez y El Buki”, descartando cualquier roce con el “Divo de Juárez” con quien supuestamente haría una gira, que nunca se llevó a cabo.

Estando en la cima del éxito, Vicente enfrentó una terrible noticia: padecía cáncer de próstata.

Vicente enfrenta cara a cara al cáncer

“El 7 de diciembre de 2002 me operé, salí de esa pesadilla que es el cáncer de próstata y aprovecho para decirles a todos mis amigos que me estén viendo o leyendo en estos momentos, que ya vieron la prueba, no se va más que un minuto, es la diferencia entre la vida y la muerte”, comentó al momento de ser presentado como imagen de una campaña de prevención en 2014.

Esta no sería la única vez que Chente estaría cara a cara con la enfermedad. En 2012, mientras se encontraba en su “Gira del Adiós”, en Houston, le detectaron una bolita en las vías biliares, señaló en entrevista a Grupo Imagen .

Más delgado, sin bigote y enormes gafas negras, el "Charro de Huentitán” relató en ese año a Joaquín López Dóriga que había vencido por segunda ocasión, al cáncer, pero en esta ocasión en el hígado. "Las batallas son para ganarse, sino ni te metas”, dijo contundente.

A principios de noviembre de hace 7 años, el máximo exponente mexicano fue intervenido en Estados Unidos por un equipo de médicos integrado por tres mexicanos, dos italianos y un suizo.

"Les di las bendiciones a mis hijos y me despedí de mi vieja (sic), y le pedí perdón si acaso le falté el respeto en algún momento”, comentó el cantante.

El cantante recordó este terrible episodio en el que se mal interpretaron sus palabras al referirse que no habría aceptado el riñón de cualquiera, motivo por el cual enfrentó un pequeño escándalo mediático.

“Vicente es un ejemplo de dedicación. Una persona sumamente profesional y entregado a lo que es la música. El aporte que ha hecho a la música vernácula es impresionante y el legado musical que tiene, nos deja y trasciende de generación en generación es algo que debemos atesorar y tener para toda la vida”, comenta a Las Estrellas Belinda Urías, conductora de “Vámonos de estreno” de Bandamax .

Su refugio en el Rancho de los 3 Potrillos y el paso de la estafeta musical a su nieto

Tras el retiro de los escenarios, Chente se refugió en el famoso Rancho de los 3 Potrillos , un lugar ubicado en el kilómetro 20 de la carretera Guadalajara – Chapala, de más de 500 hectáreas que tiene desde 1980 y del que bautizó con ese nombre en honor en honor a sus hijos: Vicente, Gerardo y Alejandro.

Cabe destacar que este lugar está abierto al público, solo es necesario pedírselo a los guardias de seguridad para que los dejen entrar por grupos.

Si corrías con la suerte de que Vicente se encontrara disponible en ese momento, salía a saludar sin ningún problema ya que él estaba agradecido con su gente por tanto cariño.

"Aquí no hay ningún museo, yo los recibo con mucho gusto, no por obligación o negocio. Salgo a saludarlos cuando puedo y lo hago de corazón”, decía en sus redes sociales .

“Yo soy muy feliz, soy ganadero y me gustan mucho los caballos, mi gusto es levantarme temprano, ir a ver cuántas vacas parieron, y ese es mi diversión aquí, no me enfada, es mi vida, a mí que no me saquen de mi rancho”, dijo en conferencia a finales de ese año.

Vicente pasó la estafeta en la música a su nieto, el hijo mayor de Alejandro Fernández, Alex, a quien le produjo su primer disco llamado “Sigue la dinastía”.

“Ahora ahí les dejo a mi 'Potrillito' y se los encargo mucho y quiero darles las gracias por tanto que lo han apoyado, tanto que hablan bonito de él”, dijo en su cuenta de Instagram, el pasado 15 de marzo, justo en el lanzamiento de Alex.

Aunque retirado de los conciertos en vivo, Fernández siguió grabando discos.

“Aquí me meto a mi estudio y grabo 12 canciones, y quiero dejar canciones para el día en que Dios me recoja, solo me retiré de los escenarios, pero que cada que saliera un disco iba a grabar los videos para que el pueblo vea que Vicente Fernández sigue vigente”, destacó en una rueda de prensa en el Rancho de los 3 Potrillos en noviembre de 2016.

"Algo que le admiro es que supo decir hasta aquí , se retiró del escenario, pero continúa dejando música para todos sus seguidores a través de su dinastía, que es muy fuerte en el medio. Doy gracias a Vicente Fernández porque hizo llegar a diferentes continentes la música mexicana", comenta El Fantasma a Las Estrellas .

No le temía a la muerte, pero tenía claro lo que le gustaría que pasara cuando él ya no estuviera más con nosotros, tal como lo reveló hace tres años .

“No quiero que me traigan como vendiendo charamuscas por todo el país en un cajón, y sobre contar mi vida, no, mi vida ya la conocen todos ustedes desde un principio, el día que Dios me recoja me gustaría que fuera normal y el que quiera acompañarme, pero normal, como cualquier ser que se ganó el cariño del pueblo, quiero que me recuerden como un ser humano que el único éxito que tuvo fueron ustedes”.

Celebran famosos en redes cumpleaños de Vicente Fernández