Vicente Fernández vuelve a reunirse con grandes de las rancheras: de José Alfredo a Flor Silvestre

La muerte del cantante deja un enorme vacío en la música regional mexicana
Por: Elizabeth González
LITE
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

La muerte de Vicente Fernández no solo deja un luto enorme en el mundo del espectáculo, sino también en la música ranchera, pues con él se va el último de los grandes de este género musical.

Y es que antes de que ‘El charro de Huentitán’ tomara la batuta como el máximo exponente en su momento (y hasta ahora) junto a él se pararon grandes exponentes, como José Alfredo Jiménez y Flor Silvestre, con quienes volverá a reunirse, pero ahora en el cielo.

En el caso de José Alfredo, mejor conocido como ‘El Rey’ de la música ranchera. De hecho, ‘El charro de Huentitán’ se convirtió en uno de sus ardientes intérpretes con temas como ‘Camino de Guanajuato’, ‘El rey’, ‘Cuando los años pasen’ y ‘Vámonos’.

Y la lista sigue, tal como lo asegura el crítico musical Xavier Quirarte a Expansión: "Si con su chorro de voz Jorge Negrete representa la máxima elegancia en la música ranchera, y José Alfredo Jiménez, con esas composiciones que cortan el aliento sigue siendo el rey, nadie podrá objetar que Vicente Fernández ha sido un gran descendiente de la estirpe que también incluye a Pedro Infante, Javier Solís, Tito Guízar, Miguel Aceves Mejía, Antonio Aguilar y algunos otros elegidos".

Y es que gracias a las interpretaciones del ‘Ídolo de México’, Vicente Fernández comenzó a tocar la guitarra y posteriormente, a estudiar música folclórica. Fue así como en 1954, a los 14 años, ganó un concurso amateur en Guadalajara, lo que dio pie al nacimiento de ‘El charro de Huentitán’.

A su muerte, ‘El rey de las rancheras’ también volverá a reunirse con Lucha Villa y Lola Beltrán, con quienes condujo importantes programas como ‘Noches tapatías’.

Flor Silvestre es otra de las famosas con las que Vicente Fernández también podrá reencontrarse en el cielo, pues además de ser colegas, también eran grandes amigos. De hecho, tras su muerte, el intérprete de ‘Acá entre nos’ contó a la periodista Mara Patricia Castañeda que mandó encapsular 13 rosas amarillas, las cuales ahora reposan junto a sus restos de la esposa de Antonio Aguilar.

Por último y no menos importante tenemos a Juan Gabriel, con quien, se dice, Vicente Fernández sostuvo una fuerte rivalidad, a tal grado de que el ‘Divo de Juárez’ le negó al cantante interpretar algunos de sus éxitos.

Si bien, todavía quedan cantantes de rancheras como su hijo Alejandro Fernández, Pedro Fernández, Pepe Aguilar e incluso, Ángela Aguilar, estos artistas han ido explorando otros géneros musicales, algo que Don Vicente Fernández nunca hizo, pues se mantuvo fiel a su estilo musical hasta su muerte.