¿Quién mató a Selena Quintanilla?

Así fue como se dio a conocer que la cantante de 'El chico del apartamento 512' murió el 31 de marzo de 1995
Por: Erik Solís
placeholderLead
Mezcalent
¿Quién mató a Selena Quintanilla?
LITE
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Yolanda Saldivar, quien asesinó a Selena el 31 de marzo de 1995 podría obtener la libertad condicional en los próximos años, de acuerdo con las autoridades estadounidenses.

La mujer podría acabar de cumplir su sentencia el 30 de marzo de 2025 por su buen comportamiento, informó el Departamento de Justicia Criminal de Texas, donde está cumpliendo su condena de cadena perpetua en Mountain View Unit, en Gatesville, Texas.

La noticia conmocionó a los fans de ‘La Reina del Tex-Mex’, quienes recordaron el terrible episodio de la década de 1990.

Al difundirse la noticia, Abraham Quintanilla, papá de Selena, aseguró que teme por la seguridad de Saldivar, porque podría correr riesgos debido al gran resentimiento que los fans le tienen.

“Hay mucha gente loca y la pueden matar”, comentó Quintanilla en entrevista para Univisión.

La muerte de Selena

En la década de 1990, Yolanda Saldívar comenzó una relación de amistad con Selena, por lo que la mujer se acercó al padre de la cantante, Abraham Quintanilla, para proponerle crear un club de fans.

La propuesta le pareció interesante al también mánager de la cantante, por lo que se realizó la acción, colocándose Saldivar como la presidenta del grupo.

Gracias al club, Yolanda pudo estar más cerca de la cantante y su relación se consideraba como positiva en un principio, tanto, que Selena confió en ella, por lo que con el tiempo obtuvo más oportunidades: primero se convirtió en su asistente personal y después fue la encargada de sus negocios.

En marzo de 1995, la relación de las dos mujeres se fue deteriorando, por lo que Yolanda fue destituida como presidenta del club de fans y la sacó de sus negocios por malos manejos.

En ese momento, la intérprete se encontraba grabando el disco ‘Corpus Christi, Texas’.

El 30 de marzo, Selena y su esposo Chris Pérez visitaron a Yolanda Saldivar al hotel Days Inn, donde se hospedó tras su llegada de un viaje a Monterrey. Selena buscaba que la mujer le entregara algunos documentos de sus negocios.

Sin embargo, después del encuentro, Selena se dio cuenta de que no le había entregado todos los documentos, así que le llamó a Saldívar y acordaron verse al día siguiente.

Durante la plática, Yolanda le dijo a la intérprete de ‘La Carcacha’ que había sido agredida sexualmente en México, razón por la que se vieron al día siguiente desde la mañana para acudir al hospital.

Una vez en el nosocomio, un médico de Corpus Chisti determinó que no había signos de violencia sexual, mentira que molestó a la intérprete.

Fue así como Selena decidió llevar a Saldívar al hotel en el que se hospedaba para que le entregara los documentos faltantes.

De acuerdo con la acusación que se presentó en el juicio, la discusión se suscitó a las 11:00 horas.

De acuerdo con los reportes oficiales, a las 11:48 horas, la famosa intentó salirse de la habitación, pero fue en ese momento en el que Saldívar tomó el arma, un revólver Taurus .38mm, y la accionó.

La bala impactó sobre el costado derecho de la espalda de Selena La cantante comenzó a perder mucha sangre, desplazándose hasta la recepción del hotel en donde se desvaneció.

De inmediato fue trasladada al hospital Corpus Christi’s Memorial, en donde el doctor Louis Elkins informó que la intérprete ya no respiraba ni tenía signos vitales. Una hora despupes del encuentro médico, Selena Quintanilla fue declarada como muerta a las 1:05 horas.

Yolanda Saldivar intentó huir

Mientras Selena Quintanilla luchaba por su vida, Yolanda Saldívar trató de huir en su camioneta roja junto al arma con la que había impactado a la cantante.

Por alrededor de 10 horas, la asesina manejó con el arma en la mano durante 10 horas y con la cual amenazó con quitarse la vida.

Fue a las 9:30 de la noche cuando Yolanda se entregó a las autoridades y varias horas después dio su primera declaración en la que aseguró ser la responsable de accionar el arma, aunque después rectificaría para decir que fue un accidente.

Sin embargo, las autoridades determinaron darle cadena perpetua en Mountain View Unit, en Gatesville, Texas.