El momento de Sandra Echeverría: protagoniza La Usurpadora y canta rancheras

facebook

twitter

whatsapp

Email

Recibe lo mejor de Las Estrellas directo a tu correo

Sandra Echeverria debuta en la música ranchera a la par de las grabaciones de la nueva versión de La Usurpadora

La actriz y cantante mexicana Sandra Echeverría parece estar en uno de los mejores momentos de su carrera: además de protagonizar la nueva versión de La Usurpadora, acaba de lanzar su álbum Instinto. Las Estrellas entrevistó a Echeverría, quien reveló en exclusiva los obstáculos que tuvo que superar para alcanzar sus sueños.

“Fue un poquito complicado el adaptarnos nuestras vidas y regresarnos un tiempo a México, [y] sacar a mi hijo de la escuela”, dijo la actriz, quien junto con su hijo de 5 años se mudó de Los Ángeles a México para interpretar su nuevo papel.

“[Estoy] agradecida con la productora y la televisora porque han confiado en mí y pensaron en mí desde el principio y obviamente eso siempre se los agradeceré”, comentó.

A cuatro semanas de que empezó el rodaje del remake de la icónica telenovela de Televisa, la actriz confesó que está “muy contenta” por el proyecto, pues “el elenco es maravilloso y el director es increíble”.

“El hecho de que sean solamente 25 capítulos hacen que todos tengan mucho dinamismo, todo el tiempo está pasando algo, te dejan enganchado para ver el siguiente”, agregó.

A la par de su esperado regreso a la televisión, Sandra Echeverría acaba de cumplir uno de sus grandes sueños de la infancia: lanzar un disco de música ranchera.

“Yo lo que sé cantar es ranchero desde que tengo 9 años. Crecí con ese estilo de música y es un género que tienes que crecer escuchándolo porque no cualquiera lo puede cantar, ya que tienes que impostar la voz y tu mariachi se convierte en tu orquesta”, dijo.

Sandra Echeverría platicó que de niña le regalaron una grabadora en la que escuchaba la canción “María bonita”. “Empecé a cantarla solita y un día mi tío me dijo: ‘¿Ya te escucharon tus papás cantar? ¡Qué bonito cantas!”.

Cuando su familia le pidió cantar, Echeverría dice que moría de pena, pero tras hacerlo, los dejó tan asombrados, que le pidieron que se aprendiera de memoria más canciones.

A los 18 años la también actriz incursionó al canto profesional con el grupo pop Perfiles. Luego, recibió una oferta para interpretar rancheras, pero la rechazó debido a su edad.

“No quería que me vean como muy adulta, no quería ser como Rocío Dúrcal a mis 18 años, pero siempre supe que lo mío era la música ranchera”, afirmó.

Reconoce que lo ranchero es un nicho que está desaprovechado, por lo que considera que hay que seguirla alimentando al calificarla como una joya musical.

“Es el momento perfecto para poder sacarlo, nadie lo está haciendo y espero que la gente lo empiece a escuchar a través de mí y de otros cantantes del género que seguramente se unirán”, destacó.

Respecto al apoyo que recibe de su esposo, el también músico Leonardo de Lozanne, Sandra Echeverría comentó que respeta mucho lo que ahora ella hace porque es un género que no es fácil de cantar, mientras que el pequeño Andrés le pide que no le cante a nadie más, únicamente a él, dice entre risas.

Este martes, Sandra cumplió otro de sus sueños musicales: presentarse de manera estelar y por primera vez en la Plaza de Toros Monumental de Aguascalientes, donde compartió escenario con Paquita la del Barrio y en el que oficialmente presentó su música.

“Desde que estaba en el ensayo se me estaban saliendo las lágrimas porque el poder cantar en una plaza de toros con el mariachi, no sabes, me pasa como energía por todo el cuerpo de la emoción de estar”, dijo entusiasmada.

“Yo quiero mover con mi música, con las canciones, para que a la gente le lleguen las historias que les estoy contando. Si logro eso, tengo éxito”, finalizó.