Ver video

Andrea Legarreta relata, entre lágrimas, los momentos más difíciles de su vida

facebook

twitter

whatsapp

Email

Recibe lo mejor de Las Estrellas directo a tu correo

A través de la entrevista “A corazón abierto”, la conductora de “Hoy” habló desde fuertes amenazas que recibió hasta la pérdida de un bebé

Ahora que Andrea Legarreta celebra 19 años de matrimonio con Erik Rubín se comprueba que vive una de las etapas más estables en su vida personal; sin embargo, no todo sido miel sobre hojuelas para la famosa conductora de Hoy ya que ha protagonizado difíciles pruebas que la han hecho más fuerte.

Durante la entrevista A corazón abierto, que puedes ver en el video de arriba, Andrea se refirió al momento más duro en su vida, cuando habló en plena transmisión del tema de la economía en México.

“Se me adjudica la frase: ‘el dólar no afecta la economía’, ¡claro que afecta y lo sé!; nunca entendí quién lo detonó. Se dice que fue un grupo de gente pagada, de alguna manera lo politizaron y fue muy duro. Lloré mucho, la gente no lo sabe, pero yo todos los días llegaba a trabajar sin ganas de estar ahí”, explica la conductora.

Legarreta explica que sintió como si hubiera cometido un crimen imperdonable.

“Se me trató de una forma en que fueron capaces de escribirme cosas como: ‘ojalá que tú y tus hijas se mueran’, ‘que mañana amanezcan muertas’, ‘voy a hacerte cosas horribles y a tus hijas’. Era una constante”.

Además, recordó llorando que le enviaban fotos de hombres armados con palabras que “mi alma no daba para entenderlas”, dijo.

Otro momento complicado en la su vida fue cuando desafortunadamente perdió un bebé al año y medio que se casó con Erik.

“Llego con mis papás a ver el ultrasonido y está mi doctora, me dice: ‘que no se ve el corazón’ y le dije ‘será que está más chico’. 'No, no se logró', respondió”.

La también actriz, narró la ilusión que tenía con la esperada del nuevo miembro de la familia, la cual se vino abajo aquel 5 de enero cuando debía hacerse un legrado.

“Llego a la casa y estaba Erik. Me ve y (pregunta) qué paso y le dije: ‘no hay bebé’. Él se recarga en la pared y se agacha como si fuera un niño chiquito, se hace bolita. Lo estaba consolando a él”, narró el hecho entre lágrimas.

¿Pleitos con Galilea Montijo o con otros compañeros de trabajo? Haz clic y descubre lo que comentó en entrevista.