Ver video

Al borde de las lágrimas, Andrea Legarreta festeja su aniversario con Erik Rubín

facebook

twitter

whatsapp

Email

El cantante también recordó la importante fecha y le envió un enorme regalo a la conductora al programa ‘Hoy’

Hoy hace 19 años, Andrea Legarreta y Erik Rubín se juraron amor eterno en una íntima ceremonia en Acapulco, Guerrero. Ante la importante fecha, la conductora utilizó las redes sociales para festejar su aniversario dedicándole un emotivo mensaje a su esposo.

En su cuenta oficial de Instagram, la también actriz compartió fotografías inéditas de su boda y destacó que jamás se arrepentirá de la decisión que tomó; además de que recalcó el infinito amor que siente por el integrante de Timbiriche.

“Hace apenas 19 años. “Sí, acepto” ¡Te amo y si volviera a nacer, volvería casarme contigo! Así, con nuestros aciertos y errores, con risas y llanto, con los tesoros que nos tocaron, con cada uno de nuestros instantes, tratando de crecer y aprender con los años y los “daños”. Te amaba ayer, te amo hoy y te amaré siempre... Pase lo que pase... Feliz Aniversario Peloncito”, precisó Andrea Legarreta.

En cuestión de dos horas, la publicación de la presentadora alcanzó casi 60 mil ‘Me gusta’ y cientos de mensajes de felicitación por parte de sus seguidores, quienes precisaron que son un ejemplo a seguir dentro del medio.

Sin embargo, el festejo se extendió al programa ‘Hoy’, debido a que Erik Rubín le envió un enorme arreglo de rosas rojas que acompañó con un romántico mensaje, el cual provocó casi las lágrimas de la estrella de televisión.

“Hoy después de 19 años no veo mi vida sin ti. Quién lo hubiera imaginado, somos los rompe quinielas. Y no somos la pareja perfecta, pero día a día luchamos por mantenernos juntos porque nos complementamos, porque nos amamos. Un amor que ha madurado y no solo ha aprendido a amar lo bueno sino también lo malo. Qué hermoso ha sido crecer a tu lado. Feliz aniversario, te amo Erik”, leyó muy emocionada Andrea Legarreta.

La famosa pareja contrajo nupcias el 1 de abril del 2000 en el puerto de Acapulco, Guerrero. De inmediato se convirtieron en uno de los matrimonios más queridos del público; sin embargo, su felicidad creció con el nacimiento de sus hijas Mía y Nina, quienes completaron su familia.