"Un día sin mexicanas": el impacto económico que podría generar el paro del 9 de marzo

facebook

twitter

whatsapp

Email

Esto podría costar a la economía mexicana que las mujeres cesen todas sus actividades hoy, lunes 9 de marzo, en el Paro Nacional 2020

Como si se tratara de la premisa de la secuela 'Un día sin mexicanos' (2004), película dirigida por el músico mexicano Sergio Arau, 'Un día sin nosotras' es un movimiento que busca apelar a la conciencia social en torno a la violencia injustificada y desmedida contra las mujeres.

Un día sin nosotras. Un día sin mexicanas. Un día sin mujeres. Un día sin alumnas. Un día sin profesoras. Un día sin abogadas. Un día sin doctoras. Un día sin periodistas. Un día sin profesionistas. Un día de paro nacional en contra de la violencia, donde (la mayoría) de las mujeres que conformamos la fuerza laboral de este país, no saldremos a estudiar ni a trabajar.

Hoy, 9 de marzo, las mujeres no saldremos de nuestros hogares como forma de protesta en contra de la reciente y exacerbada ola de violencia que enfrentamos. Y es que tan solo en enero de 2020, en México fueron asesinadas al menos 320 mujeres, de acuerdo con datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

Ya fue suficiente. El hartazgo, la impotencia y el dolor han causado merma en el bienestar cotidiano. Y por eso nos revelamos. Precisamente, por eso hemos decidido parar por un día, solo un día, y de este hacerlo un gran día.

EL IMPACTO ECONÓMICO DEL PARO
De 61 millones de mujeres que hay en el país, de acuerdo con datos del INEGI, 57% se sumaron al paro, esto representa que 35 millones de mujeres desaparecieron de las calles. A su vez, esos 35 millones de mujeres que se unieron al paro, implican el 40% del personal ocupado en las empresas del país.

Instituciones públicas como la Secretaría de Gobernación (Segob), Secretaría de Salud, Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Secretaría de Economía, Senado de México y la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), entre muchas otras más, se unieron a esta causa.

De igual manera, Universidades e instituciones educativas como la Universidad Veracruzana, Universidad Autónoma de Yucatán (UADY), Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) , Universidad Autónoma de Campeche y la Barra Mexicana del Colegio de Abogados accedieron a continuar sus labores sin mujeres.

El sector privado tampoco se quedó atrás, pues empresas como Grupo Bimbo, Grupo Herdez, Sony Music México y Walmart México se sumaron. Lo mismo con los medios de comunicación más importantes del país como Grupo Televisa, Grupo Imagen, Aristegui Noticias y Grupo Radio Fórmula, entre otros.

Pero, ¿Qué representa esto?, ¿Cuál será el impacto económico para el país sin nosotras? Según datos de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco Servytur) el paro de mujeres tendrá un impacto económico negativo, con una estimado en pérdidas de 26,300 millones de pesos.

Pero el dinero no lo es todo. Por ejemplo, el impacto en el sector educativo será inaudito, puesto que de 1,880,115 trabajadores de la educación que existen en el país, conforme al INEGI, 63% está constituido por mujeres con 1,181, 200 docentes, y estas tienen la autorización directa del Secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma Barragán, de no presentarse a trabajar este lunes 9 de marzo.

“Cualquier mujer que tome la decisión, sea maestra o sea personal administrativo, no habrá ningún tipo de descuento, ningún tipo de represalia, y lo que queremos es precisamente respetar ese movimiento”, dijo Moctezuma Barragán para diversos medios de comunicación el 26 de febrero, a las afueras del Senado de la República.

Sin embargo, esto no significa que no habrá clases, ya que cualquier varón trabajador perteneciente al sector educativo, incluyendo docentes y personal administrativo, deberá cumplir con su jornada laboral de manera normal.

Otros sectores que se verán profundamente afectados serán aquellos cuyos grupos de ocupación son mayoritariamente compuestos por mujeres como los trabajadores en servicios personales en establecimientos, oficinistas y trabajadores en servicios domésticos.

Precisamente, este último grupo cuenta con un total de 2,465,881 trabajadores, de los cuales 89% son mujeres, representando una fuerza laboral de 2,192,353 empleadas.

Y, aunque habrá que esperar para ver cuál fue el impacto real del movimiento #UnDíasinNosotras, la misión es es inaudita; más de la mitad de los 68 millones de mexicanas que habitan en el país, detendrán sus labores y desaparecerán de la cotidianidad para honrar a aquellas mujeres que ya no están.