iStock

Dormir desnudo, la mejor opción para tu salud emocional y sexual

facebook

twitter

whatsapp

Email

La ausencia de pijama te ayuda a regenerar células y a mantenerte joven

Imagina que te aprieta el pantalón, el brasier, la pantaleta o el cinturón y lo primero que quieres hacer es quitarte lo que tienes encima de una buena vez. Por lo mismo se recomienda olvidarse de la ropa y dormir como Dios nos trajo al mundo para adaptar al cuerpo a una buena temperatura y evitar que se recaliente durante la noche. Además del buen dormir, existen otros beneficios que trae consigo el dormir desnudo.

  • La fuente de la eterna juventud sin ropa

Dormir sin ropa ayuda a regular la temperatura corporal hasta un nivel óptimo. El calor ralentiza la producción de melatonina y no nos permite conciliar el sueño. En cambio, una buena temperatura puede activar la somatotropina, la hormona del crecimiento, que nos ayudará a regenerar nuestras células y mantener un aspecto más juvenil.

  • Tu pareja te lo agradecerá

Si no descansas como tu cuerpo lo merece, es posible que te levantes de mal humor y aletargado. Dormir desnudo permite ser íntimo y abierto con nuestra pareja debido a la cama suave y al contacto de la piel. Es una forma de decir “Quiero estar cerca de ti”, además de incitarte a tener más sexo. Esa intimidad y disponibilidad emocional y física mantiene una relación fuerte de pareja contra el estrés y la ansiedad.

  • Pérdida de peso

La ausencia de pijama contribuye a producir menos cortisol, la llamada hormona del estrés. Así es: la misma que te hace devorar comida no muy sana. Durmiendo desnudo tu cerebro descansará mejor y evitarás estas tentaciones. Al mismo tiempo, tu metabolismo se detona durante la noche para perder peso debido a que se queman más calorías en un ambiente fresco y más relajado.

Así que... ¡Nada como dormir rico y en compañía de tu pareja sin nada de ropa! ¿Lo intentas?