Sexo tántrico: Conecten su energía sexual para alcanzar su plenitud espiritual

Foto: Istockphoto

Sexo tántrico: Conecten su energía sexual para alcanzar su plenitud

facebook

twitter

whatsapp

Email

El Tantra es una doctrina esotérica del Oriente que le rinde culto al placer del sexo para alcanzar la plenitud espiritual

El sexo tántrico está enfocado en la energía sexual para alcanzar el éxtasis. Se ocupa del cuerpo completo y no solo de los genitales. Para disfrutarlo completamente hay que poner en él los cinco sentidos para conseguir el equilibrio y la armonía entre los dos.

Sigue estos consejos para practicar el sexo tántrico:

Acondiciona el espacio para que sea agradable para los dos, sin objetos que distraigan su atención. Lo más importante en la habitación debe ser el cuerpo de tu pareja.

Lo primero que deben conseguir es sincronizar su respiración en una perfecta armonía.

Comiencen con caricias suaves, lentas, explorando esas partes del cuerpo que nunca antes han tocado.

Dediquen todo el tiempo que deseen en tocar, besar, acariciar a su pareja y en disfrutarlo al hacerlo y recibirlo.

Ayuda mucho mantenerse con los ojos abiertos y todos los sentidos atentos a esas nuevas sensaciones, olores, ruidos, sabores y observar a detalle el cuerpo del otro y el propio.

Tener un buen control del músculo pubocoxígeo con los ejercicios de Keguel les ayudará a contener la eyaculación. Sí, así en pareja.

No es una tarea solo del hombre, sino de la mujer que sepa realizar una pausa cuando su compañero le pide detenerse en el punto de no retorno para él.

Con la práctica, los hombres pueden llegar al orgasmo sin eyacular para no perder la erección. Al recibir estimulación del pene, debe aguantar la respiración cuando se acerca al punto de no retorno, mientras aprieta el músculo pubocoxígeo.

El sexo tántrico se disfruta sin prisas, sin reloj, sin distracciones. El objetivo primordial es crear una mayor conexión espiritual entre ambos, antes de volverse en una serie de orgasmos.