María Amelia Aguilar

Instagram: @mariaameliaaguilar

De mamá a mamá, María Amelia Aguilar comparte algunos tips para cuidarte en esta cuarentena

facebook

twitter

whatsapp

Email

La Psicóloga del 'Programa Hoy' reconoce la gran labor que hacen las jefas de familia en estos tiempos

Llevo más de dos horas escuchando noticias, contestando preguntas de mis lectores, mis hijos adolescentes que ya se pelearon 3 veces entre ellos, hablando con mis padres, amigas, mi novio y todo es el mismo tema: El miedo, el estrés, la incertidumbre, la desesperación y el aburrimiento.

Me doy cuenta que las que llevamos la mayor carga de todo somos las mamás, pues tratamos de ser consoladoras, psicólogas, mediadoras, doctoras, “TODÓLOGAS” ante lo que está viviendo el mundo y sobre todo en nuestras propias familias.

Ser mamá en estos momentos, no importa si de niños pequeños, adolescentes e inclusive adultos, o si trabajas o no, es un reto grande que jamás imaginamos vivir porque NO estamos diseñadas para tanto. Y es normal y humano explotar y sentir esos miedos y frustraciones que de pronto nos invaden.

Falta mucho todavía y es tiempo de sacar lo mejor de nosotras para que TODA la familia funcione lo mejor posible y al terminar estos tiempos sea una lección aprendida y aprobada con aplausos para nuestras vidas.

Pero, ¿qué necesitamos las mamás?

Lo más importante es entender que somos humanos, no súper mujeres, que no nos ponemos el disfraz y solucionamos el mundo. Que está bien rendirse en momentos de crisis y aislarte un ratito, incluso a llorar.

Entonces, ¿qué podemos hacer para darnos un respiro cuando es prácticamente imposible dejar de escuchar el grito: “Mamáaa” sin que ya no nos cause irritación? Con que puedas hacer 5 de estas recomendaciones al día, te vas a sentir mejor porque son actividades en las que solo TÚ estás involucrada.

1. Tener tiempos para ti: píntate el pelo, cocina, lee, escucha música, etc.
2. Dormir un rato más
3. Hacer algún tipo de ejercicio
4. Tomar un curso en línea
5. Ponerse la mascarilla que no te habías podido poner
6. Ver la serie que has querido y no habías tenido tiempo
7. Hablar por alguna aplicación de mensajería instantánea con tus amigas
8. Sacar la ropa vieja del armario
9. Disfrutar a la familia y mantener la calma
10. Busca momentos en los que puedas conectar íntimamente con tu pareja si es que la tienes
(Si no tienes pareja podrías empezar a hablar con alguien por redes sociales que te haga reír o pasar un ratito agradable. Al no poder salir te puede ayudar a tener más confianza y conocerlo realmente al hablar o escribir).









Cuando inviertes tiempo en ti y para ti, al regresar a la realidad familiar, tienes otra actitud que te va a ayudar a soportar la nueva recarga que se va acumulando.

Pero, ¿es sano que me vean desesperada?

Claro, el que vean que tú también tienes un límite y que a veces tienes que rendirte a tanto es sano para todos. Pero, una cosa es que comuniques cómo te sientes y otra muy distinta es que explotes o te vuelvas violenta.

Si sientes que la explosión ya es desbordante y no puedes hacer nada de lo que te recomendé, entonces busca ayuda profesional. Hay muchos psicólogos trabajando en estos tiempos, en línea. Necesitamos mamás funcionales no perfectas para que podamos llevar la situación lo mejor posible.

No es momento de sacar más caos en donde ya hay. Por eso te digo que como mamás tenemos un gran reto ante lo que estamos viviendo. Es el momento de enseñarles a todos de lo que estamos hechas, del amor que tenemos a los nuestros, pero sobre todo y lo más importante, a entender que nosotras también necesitamos estar bien para poder con todo.

Cada quien está tratando de hacer lo mejor posible y no son momentos de juzgar, son momentos de ejecutar, tomar decisiones, cuidarse y cuidar a los nuestros. Muchas nos equivocamos en el día a día, pero cómo mamás estamos haciendo una gran labor.

Confía en los valores que ya has enseñado en casa y que todos, hasta cierto punto, saben como les toca también actuar. Muchas veces los hijos solo nos están observando porque sus miedos y angustias los van a canalizar ante lo que tú haces o dices.

Ten confianza en ti y en tu capacidad. Todo esto va a pasar y recuerda que la mayoría nos vamos a acordar de lo que vivimos dentro de la casa más que de otra cosa.

¡Un aplauso para todas las que somos mamás y que estamos haciendo un gran papel ante una crisis con el gran amor con el que vamos llevando a la familia!