¿Qué es la disautonomía? Este es el padecimiento que sufre Yuri como secuela del Covid-19

La cantante veracruzana ha lidiado con la disautonomía desde que venció al virus hace poco más de un año
Por: Emilia Zúñiga
placeholderLead
Getty Images
Yuri
LITE
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Desde hace varios meses , Yuri ha hablado sobre una de las secuelas que le dejó el haberse contagiado de Covid-19 hace aproximadamente un año, un padecimiento llamado disautonomía y el cual le ha causado algunos malestares generales como desmayos y dificultades con el control de esfínteres.

Al respecto , la cantante de 'Maldita Primavera' habló ayer para el programa 'Hoy' y destapó que después de asistir con un neurólogo, este le diagnosticó disautonomía y aunque lo categorizó como algo que "no es de muerte, pero sí es muy difícil”, además explicó que este estuvo bajo control por un tiempo, pero que hace algunas semanas regresó.

“Me regresaron algunas secuelas del sistema nervioso, estoy bajo tratamiento. Ahora existe esta enfermedad, de verdad yo lo quiero decir públicamente, me volvieron hace tres semanas, estuve bastante enfermita, gracias a Dios lo pude detectar a tiempo”, sentenció.

¿Qué es la disautonomía?

"La disautonomía es una falla del sistema nervioso central autónomo, encargado de regular funciones vitales como la respiración y el funcionamiento del sistema gastrointestinal, cuyos síntomas más comunes son la taquicardia, mareo, debilidad o cansancio, dificultad cognitiva, visión borrosa y puede presentarse a cualquier edad", explica un artículo de la Secretaría de Salud que además señala que esta es una consecuencia de enfermedades autoinmunes.

Asimismo, dicho escrito expone que las fracturas en los huesos son uno de los riesgos mayores, pues estas pueden ocasionarse a raíz de los desmayos que viven las personas con disautonomía.

placeholder
Yuri destapa nueva y delicada secuela que le dejó el Covid-19 en su sistema nervioso

Por lo mismo, se recomienda que una persona con este padecimiento no debe permanecer mucho tiempo de pie, pero en caso de que esto sea inevitable debe de mover los músculos de las extremidades. En la misma línea, la alimentación juega un papel fundamental.

"Se debe comer cada dos o tres horas en pequeñas porciones; reducir el consumo de azúcares simples como refrescos y pasteles; cuidar la ingesta de sal y mantenerse hidratados con líquidos variados, como agua de coco, agua mineral y jugos, para evitar que los síntomas se agudicen”, aseguró Gabriela Chávez Basurto, responsable de Nutrición Clínica en la Unidad Médico Quirúrgica del Hospital Juárez del Centro.